¿Cuál es el origen del indulto de presos que concede el gobierno a las cofradías en Semana Santa?

Procesión de Semana Santa (ilustración vía Wikimedia commons)

Es una antigua tradición que, cuando llega el Viernes de Dolores (viernes anterior a Semana Santa), el Gobierno de España (sea cual fuere su signo político) conceda el indulto a unos cuantos presos con motivo de la celebración de la que se considera la más importante de las celebraciones litúrgicas dentro del cristianismo.

Para que se pueda hacer efectiva la concesión de dicho perdón, tienen que ser las diferentes cofradías que existen las que deben tramitar una ‘petición de gracia’ al Ministerio de Justicia para que uno o varios reos, que se encuentran cumpliendo condena en una prisión de la localidad a la que pertenece alguna de esas hermandades de devotos, sea indultado, siendo aprobado y anunciado a través del Consejo de Ministros.

[Te puede interesar leer: El entierro de Genarín, la concurrida procesión de los borrachos]

Muchas son las fuentes que apuntan como origen de esta tradición de conceder un indulto a las cofradías a un hecho ocurrido en Málaga en 1759, explicando que en dicho año se produjo una epidemia de peste en la ciudad, teniéndose que anular por tal motivo las procesiones de Semana Santa, a lo que un grupo de presos de esta población se ofrecieron a realizar dicho desfile llevando la correspondiente imagen del Cristo. Según parece, el permiso gubernamental les fue denegado y los presidiarios organizaron un motín, escapándose de prisión y realizando la mencionada procesión llevando la imagen que pertenecía a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús ‘El Rico’ de la capital malacitana. Tras terminar el recorrido todos ellos volvieron a la cárcel. Esta historia (que posiblemente esté muy adornada por detalles que realmente no sucedieron y que está muy cerca de ser una leyenda de transmisión popular) indica que dos días después de este hecho la epidemia había desaparecido y que las autoridades (ante el convencimiento de que se trataba de un milagro) transmitió lo ocurrido al rey Carlos III que, al tratarse de una persona de profundas convicciones religiosas, concedió el privilegio de indultar al preso que una cofradía al llegar la Semana Santa.

Esta es la versión más extendida sobre el origen de la costumbre, la cual está más cerca de ser una leyenda urbana que una historia real, debido a que las múltiples fuentes existentes son en su mayoría un ‘copia y pega’ las unas de las otras y ninguna ofrece ni un solo enlace a un documento histórico que confirme la veracidad del hecho. También cabe destacar que, tras una extensa búsqueda bibliográfica, no he logrado encontrar evidencias históricas que confirmen que en el año 1759 hubiese tenido lugar epidemia de peste alguna en la ciudad de Málaga.

En el documentado libro ‘Las epidemias de Málaga’ publicado en 1903 por Narciso Díaz de Escovar (cronista oficial de Málaga y una de las personas que mejor conocían la historia de la ciudad malacitana) no aparece ni una sola referencia a dicha epidemia de peste en 1759 ni se menciona anécdota alguna sobre el motín, procesión e indulto real posterior, lo que me lleva a pensar que, tal y como indico en párrafos anteriores, posiblemente nunca pasó.

Pero, si este no es el verdadero origen de la tradición de conceder indultos a presos propuestos por las cofradías ¿cuándo se originó realmente?

Tres siglos antes de los sucesos de Málaga (en 1447) nos encontraremos que el rey Juan II de Castilla (padre de Isabel la Católica) firmó en Valladolid la conocida como Ley 24 o posteriormente llamada Ley del Perdón del Viernes Santo de la Cruz, por la cual el monarca concedía hasta una veintena de ‘perdones reales’ a presos con motivo de la Semana Santa.

[Te puede interesar leer: La curiosa tradición salmantina del ‘Lunes de Aguas’]

La mencionada ley la podemos encontrar recogida en el Libro XII de la ‘Novísima Recopilación de las Leyes de España’ publicado en 1805 y en que a través de varios tomos el rey Carlos IV mandó reunir en una compilación todas las leyes de derecho castellano.

Incluso también podemos encontrarnos con el siguiente decreto aprobado dos años antes de lo supuestamente acontecido en Málaga:

‘Por Decreto de la Cámara de 30 de marzo de 1757 se previene que todos los años se pida a cada Chancillería dos causas de reos de muerte y á cada Audiencia una para los indultos de los Viernes Santos; y que sean de aquellas en que no haya parte que pida, ni intervenga asesinato, robo u otro de aquellos delitos feos y enormes indignos de perdón por sus circunstancias y por la vindicta pública, si ésta se interesa gravemente en el castigo’

Así pues, las primeras y documentadas referencias que existen en relación a los indultos concedidos a presos en conmemoración a la Semana Santa los encontramos en 1447 y posteriormente en 1757 y no en una epidemia de peste acontecida en Málaga en 1759.

Fuentes de consulta: NovisimaRecopilacion (pdf) / bibliotecavirtual.malaga (pdf) / archivodeinalbis / e-spacio.uned (pdf) / hipertextual / elboletin / laopiniondemalaga / tiempodehoy
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines