¿Cuál es el lugar más seguro para sentarse cuando se viaja en avión?

El suceso reciente en el que una mujer falleció a bordo del vuelo 1380 de Southwest Airlines tras la explosión del motor ha creado mucha incertidumbre. Las piezas del motor rompieron la ventana y la pasajera casi sale despedida. Desafortunadamente no pudo reponerse de las graves heridas y se convirtió en la primera víctima de un accidente aéreo en Estados Unidos en nueve años. 

Este caso avivó las dudas y la pregunta que se hacen aquellas personas que viajan a menudo es inevitable: 

¿Cuál es el lugar más seguro para sentarse cuando se viaja en avión?

Restos de un avión accidentado.

Se han realizado varios estudios al respecto y los resultados coinciden: el espacio más seguro es el situado en la parte trasera del aparato, en uno de asientos centrales. 

Cada accidente es distinto y es obvio que esta máxima no se cumpliría si la cola de la aeronave chocara contra el suelo antes que la parte delantera. Sin embargo, las probabilidades de sobrevivir a un accidente aéreo son mayores en esos casos.

Uno de los estudios que reafirmaron esta teoría se llevó a cabo en 2012 y fue grabado por Discovery Channel. Un grupo de investigadores realizaron una prueba en un Boeing 272 repleto de muñecos, que sustituyeron a personas, donde colocaron distintas cámaras. Realizaron un aterrizaje de emergencia en una zona desértica de México y la parte delantera de la aeronave fue la más afectada ya que quedó hecha añicos. En cambio, los maniquíes situados en la parte trasera fueron zarandeados y en ocasiones indicaron que personas podrían tener lesiones en la cabeza, aunque con más opciones de sobrevivir. 

Avión que se estrelló en Bolivia.

Otro estudio publicado en 2015 por la revista Time a raíz de la base de datos de la Administración Federal de Aviación tuvo resultados similares. Analizaron 17 accidentes de avión, donde los asientos del último tercio del avión tuvieron un ratio de fatalidad del 32 por ciento. Los asientos centrales de la zona trasera ofrecieron un resultado de 28 por ciento de fatalidad. El centro de la aeronave contó con un ratio del 39 por ciento, siendo los asientos de pasillo los que más ratio de fatalidad tuvieron con un 44 por ciento. Los lugares del tercio delantero de los aviones llegaron al 38 por ciento. Este estudio contradijo otros en los que se afirmó que los asientos que daban al pasillo eran los más seguros.  

Más allá de estos datos, las probabilidades de fallecer en un accidente de avión (1 de 8,000, es decir un 0.0125 por ciento de probabilidades) son mucho más reducidas que las provocadas por accidentes de auto (1 de cada 112, casi un 1 por ciento). 

También te puede interesar: 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines