¿Cuál es el límite de población de la Tierra? Lo hemos sobrepasado con creces

La población mundial en la actualidad se sitúa en aproximadamente 7600 millones de personas | imagen Pixabay

En julio de 1987, la Organización de Naciones Unidas celebraba el Día Mundial de la Población cuando el mundo alcanzó los 5,000 millones de habitantes. Apenas unos años más tarde, en octubre de 2011, cuando nació el habitante número 7,000 millones , muchos medios de comunicación ofrecieron la noticia con la duda de si dar la enhorabuena o el pésame. En 2017, la población mundial ya se había incrementado hasta los 7,350 millones de habitantes. Las simulaciones y estudios estadísticos predicen que, en poco más de una década, para el año 2030 ya habremos superado los 8,500 millones, y estaremos rozando los 10,000 millones de habitantes para el 2050.

Ante este crecimiento imparable de población, muchos son los que se preguntan cuántos habitantes puede sostener un planeta con recursos finitos y sobre todo en qué condiciones de vida. Para responder a estas cuestiones la prestigiosa revista Nature, en su sección de Sostenibilidad, ha publicado un artículo con un título esclarecedor: “Una vida de calidad dentro de los límites del planeta”.

Proyección de la población mundial para las próximas décadas | datos de ONU

El estudio ha sido realizado por investigadores del Sustainability Research Institute de la Universidad de Leeds, con el objetivo de averiguar cuanta población y con qué nivel de vida puede albergar nuestro planeta sin desestabilizar sus procesos medioambientales básicos. Para ello han utilizado datos e indicadores para medir un desarrollo “seguro y justo” y cuantificando el uso de recursos que cubren las necesidades humanas básicas.

Los resultados de este completo estudio se pueden resumir fácilmente: nuestro planeta podría soportar aproximadamente unos 7,000 millones de habitantes, siempre que sus niveles de consumo sean de subsistencia. Ahora mismo, en 2018, hemos alcanzado los 7,600 millones de habitantes y muchos de ellos llevamos un nivel de consumo que supera con creces los márgenes establecidos en el artículo.

Los investigadores han analizado las relaciones entre 7 indicadores de presión ambiental nacional (relativos a límites biofísicos) y 11 indicadores de resultados sociales (relativos a umbrales de suficiencia) para más de 150 países. Las conclusiones son claras y directas, y los propios autores las resumen así: “en la actualidad ningún país satisface las necesidades básicas de sus ciudadanos utilizando un nivel sostenible de uso de recursos”.

Relación entre nivel de vida y límites de recursos consumidos en diferentes países | datos de O’Neill, Steinberger et al.

Los responsables del estudio también afirman que las necesidades más básicas como la nutrición, la sanidad, el acceso a electricidad e incluso la eliminación de la pobreza extrema podrían satisfacerse sin trasgredir los límites y recursos planetarios. Sin embargo, ir más allá, es decir, una calidad de vida como la que llevamos en la mayor parte de países occidentales, requiere un nivel de recursos hasta 6 veces superior al que el planeta puede sostener.

La respuesta por tanto es sencilla, aunque la elección es la más dura que tendremos que afrontar: o se reduce la población o reducimos el alto nivel de consumo. Las conclusiones del artículo no son novedosas y tan solo confirman las obtenidas en numerosos estudios realizados en las últimas décadas.

Los resultados del estudio nos sitúan en una visión malthusiana de relación entre poblaciones y recursos consumidos. Sin embargo, también es cierto que los datos indican que a mayor nivel de calidad de vida, la fertilidad y el número de hijos, no solo no aumenta sino que decrece. El gran aumento de población que hemos experimentado en las últimas décadas no se deben a que tengamos cada vez más hijos sino al descenso de mortalidad y a la longevidad que se alcanza conforme la sanidad y las condiciones de vida han mejorado.

Por esta razón, muchos expertos señalan que las advertencias actuales de colapso medioambiental inminente se centran principalmente en el aumento del consumo, no en el crecimiento de la población. Es un tema complejo al que tendremos que hacer frente tarde o temprano. El inquietante ejemplo de los renos de Saint Matthew nos puede servir de espejo en el que mirarnos, y sobre todo una llamada de atención para evitar su mismo final.

Referencias científicas y más información:

Daniel W. O’Neill, Andrew L. Fanning, William F. Lamb & Julia K. Steinberger “A good life for all within planetary boundaries” Nature Sustainability volume 1, pages88–95 (2018)

Ted Nordhouse “What is the Earth’s carrying capacity?” The Week/AEON