"¿Cuántas víctimas?", las australianas protestan contra la violencia sexual

·2 min de lectura
Miles de mujeres protestan en Australia contra la violencia sexual y la desigualdad de los sexos, el 15 de marzo de 2021

Las mujeres salieron este lunes a las calles en decenas de localidades australianas para denunciar la violencia sexual y reivindicar la igualdad entre los sexos, con el telón de fondo de las acusaciones de violación que sacuden al gobierno conservador.

Una de los principales congregaciones de la campaña #March4Justice ("Marcha por la justicia") tuvo lugar en Canberra, la capital federal, cerca del Parlamento australiano, sacudido en las últimas semanas por acusaciones de agresión sexual.

Varias voces denuncian desde hace tiempo la cultura sexista de la clase política australiana.

"¡No lo entienden!", "¿Cuántas víctimas conocen?", "Yo LA creo", rezaban algunas de las pancartas de las manifestantes, muchas vestidas de negro.

Kathryn Jamieson, que llegó especialmente desde Melbourne para manifestarse, dijo que está "enfurecida".

"Quería estar en el centro de la protesta, estoy harta", dijo a la AFP. "Las cosas deben cambiar. Me enferma que no se crea a las mujeres".

En las últimas semanas se han producido dos sonados casos que afectan a sendos ministros, debilitando la posición del gobierno de centro-derecha.

La primera de las acusaciones la realizó una antigua empleada del gobierno, Brittany Higgins, que aseguró el mes pasado que en 2019 fue violada por un colega en la oficina del Parlamento de Linda Reynolds, que en la época era ministra de Industria de Defensa y después ministra de Defensa.

A principios de marzo, el fiscal general Christian Porter, que es el principal asesor jurídico del gobierno, reveló que es el ministro acusado de haber violado en 1988 a una adolescente de 16 años con la que estudiaba. Esta falleció el año pasado.

El lunes, Porter, que había rechazado de plano las alegaciones, emprendió acciones por difamación contra la cadena pública ABC, la primera que se hizo eco de las acusaciones.

La cadena no desveló la identidad del ministro acusado, pero Porter considera que era "fácilmente identificable" y denunció un "proceso mediático".

Según la prensa, mujeres de la oposición laborista crearon en los últimos días una página Facebook que denuncia otras acusaciones de agresiones sexuales contra hombres políticos.

De su parte, el gobierno ordenó una investigación independiente sobre la cultura de trabajo en el seno del Parlamento.

Pero muchas voces piden un cambio profundo, no solo en el seno de la clase política, sino en toda la sociedad.

bur-hr/dm/jac/uh/af/lda