Cs, PP y Vox apoyan una protesta de la Policía y la Guardia Civil por su "abandono" en Cataluña

Agencia EFE
·3 min de lectura

Barcelona, 12 feb (EFE).- Dirigentes de Cs, PP y Vox han apoyado este viernes, último día de campaña del 14F, a sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones de la Guardia Civil que se han concentrado en Barcelona para denunciar su "abandono" en Cataluña por parte del Gobierno, pese al "clima hostil" por el "procés".

Los Mossos d'Esquadra han blindado con un amplio dispositivo los accesos a la plaza de Sant Jaume para evitar incidentes, después de que Arran, las juventudes de la CUP, convocaran una manifestación de protesta contra la concentración policial, con el lema "No pasarán".

La concentración policial, convocada por los sindicatos de la Policía Nacional Jusapol y Jupol y la asociación de la Guardia Civil Jucil, ha contado con la participación de decenas de personas, a las que han apoyado la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, el concejal del PP por Barcelona Josep Bou y el candidato de Vox en las autonómicas, Ignacio Garriga.

En la plaza de Sant Jaume los colectivos policiales y de la Guardia Civil han mostrado una pancarta con el lema "Frente al abandono, solidaridad" y otra en que denunciaban que se sienten "abandonados por el Gobierno" y piden que Cataluña se declare "zona de especial singularidad" a la hora de ejercer su trabajo, como ocurre con el País Vasco.

Las tres organizaciones convocantes han denunciado el "clima de creciente hostigamiento, ataques, odio y rechazo" hacia los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Cataluña, así como la "tensión" que sufren sus familias desde el inicio del proceso independentista.

Según los convocantes, este "clima hostil" se ha intensificado en la campaña electoral, cuando consideran que algunos partidos han recurrido al insulto y a promesas de expulsarles de Cataluña con unas proclamas políticas que "buscan alentar el odio y aumentar los ataques hacia los policías".

Ante esta situación, los convocantes han exigido a los partidos políticos que dejen de "politizar" su trabajo en defensa del Estado de derecho en Cataluña.

Además, han pedido al Gobierno que muestre su respaldo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Cataluña y rechace de forma clara la expulsión de los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil de esta comunidad.

Por este motivo, han reclamado al Ministerio del Interior que aplique fórmulas de incentivos para los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil destinados a Cataluña mediante la declaración de zona de especial singularidad, de la misma forma que ocurre en el País Vasco o Navarra, lo que incluye un complemento económico y días de permiso.

Con esta declaración de Cataluña como zona de especial singularidad se lograría, según los convocantes, el arraigo de los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil que prestan su servicio en Cataluña, así como de los nuevos destinados.

También se conseguiría reducir de forma "considerable" los traslados a otras comunidades, con lo que se lograría ofrecer un servicio "continuado y eficaz", formado por "agentes experimentados" en su labor.

En declaraciones a los periodistas, el secretario general de Jupol, José María García, ha pedido al Gobierno y a los partidos que no les politicen: "No somos ni de extrema derecha ni de extrema izquierda, ni de arriba, ni de abajo, somos apolíticos, somos policías nacionales y guardias civiles que queremos trabajar en Cataluña y no vamos a permitir que nos echen de aquí".

Por su parte, la secretaria provincial de Jucil, Milagros Cívico, ha denunciado el "ambiente de hostilidad" que sufren en Cataluña, con "escraches" en los cuarteles.

Decenas de jóvenes convocados por Arran han intentado acceder sin éxito a la plaza de Sant Jaume para protestar por la concentración policial, mientras proferían gritos en contra del dispositivo de los Mossos d'Esquadra.

El número 2 de la candidatura por Barcelona de la CUP para el 14F, Carles Riera, se ha acercado a los alrededores de esta céntrica plaza, frente al cordón policial de los Mossos, para denunciar que "una vez más" la policía autonómica "de la consellería de Interior, de JxCat", ha impedido su "libertad de expresión y manifestación" poniéndose "al lado de los fascistas".

(c) Agencia EFE