Cs exige a Bolaños retirar la enmienda de la ley de Amnistía antes de hablar

·2 min de lectura

Madrid, 18 nov (EFE).- Ciudadanos ha advertido al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que no se sentarán a negociar la ley de Memoria Democrática mientras no retiren la enmienda pactada entre el PSOE y Unidas Podemos para derogar parte de la ley de Amnistía, "que cicatrizó las heridas" entre ambos bandos: "Que no llame a Cs".

Así de contundente se ha mostrado el portavoz del partido naranja, Edmundo Bal, en una rueda de prensa en el Congreso al cargar contra el PSOE por intentar acabar con la Transición: "el peor Partido Socialista, enmendando al mejor Partido Socialista", que en 1977 veía la ley de Amnistía como un logro de la democracia frente al franquismo.

Quieren terminar con la memoria de este país, ha criticado Bal, al insistir en que no se van a sentar "si se toca una sola coma" de la ley de Amnistía y ha tachado de "tropelía" esta enmienda para contentar, según el portavoz, a sus socios separatistas.

Bal ha negado que se hayan sentado a negociar la ley de Amnistía con el Gobierno, como ha estado diciendo ERC, y ha explicado que el lunes les contactaron del Ministerio de Presidencia para trasladarles que Bolaños quería hablar con Ciudadanos para negociar la ley de Memoria.

Aparte, Bal ha mostrado su sorpresa porque representantes del PSOE y de Unidas Podemos reconozcan que no se va a poder investigar los crímenes del franquismo, aunque se cambie la ley de Amnistía y se ha preguntado entonces para qué la han registrado.

Cree que la explicación más plausible es que con ello buscan "reinterpretar" esta ley de 1977, que es "la piedra angular de la evolución de la democracia a la dictadura".

El portavoz naranja ha asegurado que no se pueden investigar de nuevo los crímenes franquistas, como se pretende con esta enmienda, porque así lo establece la Constitución y ha calificado de "gigantesco disparate político y jurídico" la pretensión del PSOE y Unidas Podemos, con lo que solo persiguen "revisar la Transición española".

Además ha cargado contra "el sesgo partidista" de esta enmienda que amplía hasta 1982 el censo de víctimas del franquismo recogido en la norma para reconocer casos de colectivos o familias con muertes consecuencia de la represión.

Tratan de este modo, ha argumentado Bal, de revisar ciertos crímenes, no todos, dando la impresión de que la democracia no llegó en 1978 sino a partir de 1982, cuando el PSOE ganó las elecciones.

Ciudadanos registró ayer, al concluir el plazo, seis enmiendas a la ley de Memoria Democrática y a la condición "sine qua non" que tenían para apoyarla, la prohibición de los homenajes a etarras, incluido en su ley de reparación integral a las víctimas del terrorismo, han añadido ahora la retirada de la enmienda sobre la ley de Amnistía.

Reclaman también, entre otras cosas, que la ley de memoria democrática "renovada y actualizada" incluya también medidas vinculadas al terrorismo de ETA.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente