Cs estaría dispuesto a abstenerse en la reforma laboral si no se enmienda

·3 min de lectura

Madrid, 11 ene (EFE).- Ciudadanos estaría dispuesto a abstenerse en la convalidación del decreto ley de reforma laboral en el Congreso si no se toca y no se tramita como proyecto de ley ya que considera que esa la vía abre el paso a las enmiendas de ERC y Bildu, que empeorarían la reforma.

Fuentes de la formación naranja han insistido a EFE en que la reforma laboral pactada entre el Gobierno y los agentes sociales es "equilibrada" y mantiene el 95 % de la reforma que aprobó el Gobierno del PP en 2012, por lo que tiende la mano al Ejecutivo de coalición para que aproveche su abstención y pueda ser convalidada sin modificaciones.

Desde el grupo parlamentario se señala que el decreto ley no toca por ejemplo el artículo 41 sobre el Estatuto de los Trabajadores que permite a la empresa acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción, y que pueden afectar a la jornada de trabajo, horario o funciones.

"Este artículo es clave y se mantiene", señalan fuentes de la formación naranja que afirman que se ha hecho una "ligera reforma" y en los pasos que da "podemos estar de acuerdo".

Aunque Ciudadanos apuesta por el contrato único ve con buenos ojos la reducción del número de contratos y las medidas para reducir la temporalidad y los contratos precarios, por lo que reitera que "hay un equilibrio en ese pacto del Diálogo Social".

El voto a favor no está sobre la mesa, pero sí una posible abstención, señalan a EFE las mismas fuentes que avisan de que si se abre la tramitación como proyecto de ley y se enmienda, se podría empeorar por ejemplo con la propuesta del PNV de que los convenios autonómicos prevalezcan sobre los estatales.

"Por ahí no vamos a pasar", inciden tras insistir en que "si nos aseguran que se queda como está, estamos más en la abstención".

No obstante, Ciudadanos no ha mantenido todavía contactos con el Ejecutivo ni les han llamado -han señalado a EFE- mientras que los socios de investidura, como el PNV, ERC o Bildu llevan desde antes de Navidad hablando sobre el decreto ley.

De hecho la diputada del PNV Josune Gorospe ha admitido este martes en una entrevista en Onda Vasca que "hay diálogo y conversaciones" aunque ha insistido en que el grupo parlamentario nacionalista vasco no apoyará el decreto en tanto no se salvaguarde la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los estatales.

"La actitud del Gobierno español, reticente para acordar la reforma laboral o para respetar los términos del lo pactado, como en el caso del Ingreso Mínimo Vital, dificulta mucho la relación de confianza", ha dicho tras instar al Ejecutivo a "actuar por la vía de los hechos".

De momento el debate sobre la convalidación del decreto ley de reforma laboral debe producirse antes del 4 de febrero, fecha en la que se cumple el plazo para poder ser convalidado en el Congreso.

El PSOE insiste en que la voluntad es conseguir un apoyo "mayoritario" para convalidar la reforma laboral sin cambios, tal y como fue pactada con la patronal y los sindicatos, mientras que en frente tienen al PP y Vox que han avanzado que votarán en contra.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente