'Cromosoma 21', la serie de suspense chilena protagonizada por actores con síndrome de Down

Suspense, pasión y mucha acción en Cromosoma 21. La receta del éxito de esta serie policial chilena de ocho capítulos, protagonizada por dos actores con síndrome de Down Pía Urrutia y Sebastián Solorza. Él interpreta a Tomy, el principal sospechoso de un asesinato cometido en una fábrica. Ella es Cristina, su novia, con quien mantiene una relación tormentosa por pertenecer a clases sociales diferentes. En la vida real Pía, además es bailarina y trabaja en una clínica.

"Los jóvenes que pueden tener más oportunidades, más capacidades para decir 'guau', somos nosotros, con síndrome de Down, y somos capaces de decir lo que sentimos, lo que nos salga del corazón".

Sebastián no sabe leer y le orientan en los diálogos con un audífono. Tiene claro que quiere llegar muy lejos.

Llegar a Hollywood

"Yo por mi parte, actuar en cualquier parte, porque el sueño que tengo yo es entrar en Hollywood, porque me gusta, hay puros artistas comnocidos, estar con ellos, ese es el sueño que me gusta a mi".

Para Matías Venables, director de este thriller, se trata de hablar del Chile de hoy y de sus desigualdades.

Ni niños ni ángeles

"En esta serie no se les trata de angelitos, ni se les trata de niños, se les trata como a adultos, como personas, con sus luces y sombras, y que yo creo que es la manera en que como sociedad deberíamos compartir, deberíamos vivir con las personas con síndrome de Down y con las personas con diversidad funcional cognitiva".

Chile es el país de Hispanoamérica con mayor número de personas con síndrome de Down, 2,4 por cada mil nacimientos.

La serie, que fue estrenada por Canal 13 recientemente, ha abierto una reflexión social sobre la autonomía y potencial de este colectivo con un cromosoma extra.