Critican a la nueva Miss Estados Unidos por haber cantado, bajo contrato, en un evento de Trump

Jesús Del Toro
·5 min de lectura

Asya Branch logró su sueño el lunes pasado: fue coronada Miss Estados Unidos 2020 en un evento realizado en la icónica mansión Graceland de Elvis Presley.

Pero a su nueva fama la acompañó la controversia: Branch, cuando era Miss Mississippi, participó en un evento de campaña de Donald Trump en 2018 y eso le hizo blanco de ataques en redes sociales.

Asya Branch en 2018, cuando era Miss Mississippi. En 2020 fue coronada Miss Estados Unidos. (Photo by Donald Kravitz/Getty Images)
Asya Branch en 2018, cuando era Miss Mississippi. En 2020 fue coronada Miss Estados Unidos. (Photo by Donald Kravitz/Getty Images)

Branch, actualmente de 22 años, fue la primera afroamericana en ganar el título de Miss Mississippi. A los 17 años de edad, de acuerdo al New York Post, acudió a cursos de verano en la Universidad de Harvard. Luego se graduó de la Universidad de Mississippi y creó su propia línea de cosméticos, denominada Branch Beauty.

Pero sus intereses no se limitan al ámbito de la belleza y los cosméticos. Ella se ha involucrado en esfuerzos para lograr una reforma al sistema de justicia penal y para apoyar a hijos de personas encarceladas. Ella misma vivió esa situación en carne propia. Cuando tenía 10 años, narra el Post, su padre fue arrestado por cargos de secuestro y robo a mano armada y fue a dar a la cárcel. Tras ello, su casa le fue embargada por el banco y su familia vivió tiempos difíciles.

“La gente nos mira diferente cuando se enteran de que mi padre estuvo en prisión… Esa fue una etapa crítica de mi vida y me transformó. Yo sentí esta profunda vergüenza”, dijo Branch, de acuerdo al Post.

Esa experiencia, se cuenta, la marcó significativamente y la llevó a crear una iniciativa para ayudar a niños que, como ella, enfrentan que sus padres están en prisión.

Fue en ese contexto que ella participó en una mesa redonda en la Casa Blanca donde se discutió sobre reforma del sistema penal. El presidente Donald Trump estuvo presente.

Branch ha defendido el derecho de poseer y portar armas y considera que estas no deben ser prohibidas. “Nosotros lo que necesitamos es más seguridad en torno a ello [la posesión de armas]” y cree que toda persona que quiera tener una ha de pasar por un proceso de entrenamiento en su manejo.

Branch fue coronada Miss Estados Unidos y, al poco, sus conexiones con Trump le comenzaron a causar problema. Y no tanto por haber participado en la referida reunión en la Casa Blanca sino porque, en 2018, cuando era Miss Mississippi, participó en un mitin de campaña del presidente.

Según el portal Insider, a poco que el pasado lunes ella ganó su título de belleza una foto de ella en Instagram cobró notoriedad: la mostraba cantando el himno estadounidense en un evento de la campaña de Trump.

“Un increíble honor el cantar el himno nacional esta noche en Southaven para el mítin del presidente Trump”, rezaba el texto acompañante de esa foto, que de acuerdo a medios ha sido ya borrada de Instagram.

A Branch se le criticó por ello, un signo de la aguda polarización que cunde en el país. Y aunque Trump ya no es propietario del certamen Miss Universo, del que se apartó en 2015, muchos vieron la participación de Branch en un rally del presidente, sumada a su defensa de la posesión de armas, como un signo de su alineación política-ideológica con Trump.

Branch, con todo, se ha defendido de esas críticas. “Yo pienso que las personas omiten muchas veces el hecho de que, como Miss Mississippi…, yo estaba bajo contrato como empleada de la organización… Parte de mi contrato me obligaba a realizar presentaciones y esa [el mítin de Trump] fue una de ellas”, dijo la hoy Miss Estados Unidos, de acuerdo a Insider.

Además, Branch señaló que en todo caso cantar el himno estadounidense fue un honor para ella.

De acuerdo al citado portal, Karen Jones, gerente de Miss Mississippi [en ese caso en el sistema de Miss America y no del de Miss Universo del que Branch ganó el título de Miss Estados Unidos], confirmó que Branch participó por contrato en el citado evento de Trump, pero dijo que en el pasado también llevó a una ganadora previa de Miss Mississippi a cantar en un evento del presidente Barack Obama.

Jones dijo que cualquier evento puede contratar a una Miss Mississippi y que las jóvenes que han portado ese título se han desempeñado con gracia en eventos con políticos sin importar si coinciden en ciertos temas o si son o no parte de cierto partido.

“Asya es una de las almas más graciosas y genuinas que he conocido. Ella es una de esas personas que pueden poner sus puntos de vista aparte y representar a todos y hacer el trabajo asignado”, dijo Jones.

Es de suponer que para sus detractores, la participación de Branch en el mítin de Trump supone que ella es una seguidora del presidente o que apoya su visión.

Ciertamente ella comparte con la derecha su respaldo a la posesión de armas de fuego, si bien ha de decirse que muchos de los que piden un mayor control de armas en Estados Unidos no piden su prohibición absoluta, sino mayores regulaciones y prohibiciones específicas, por ejemplo de las armas de asalto en manos civiles.

Y si bien Trump impulsó una reforma al sistema penal, proceso en el que participó Branch, ese tipo de cambios legales han sido exigidos por largo tiempo por activistas independientes y por figuras tanto republicanas como demócratas.

Y, al final, Branch parece haber sugerido una diferencia entre ella y Trump. “La gente ha votado. Ese es todo el propósito de que tengamos ese derecho, y lo hemos ejercido… Y eso debe ser así, la gente ha votado y merece que sus voces sean escuchadas”, dijo ella según Insider, en referencia al parecer a que los ciudadanos le han dado la victoria en la elección presidencial al demócrata Joe Biden, aunque Trump se niegue a aceptarlo.