Hacienda rechaza la oferta de Cristiano Ronaldo para no ir a la cárcel

Cristiano Ronaldo, tras el Real Madrid – Girona. Foto: REUTERS/Sergio Pérez.

En general, a nadie le gusta que le encierren. Los que, por unos motivos u otros, corren el riesgo de acabar entre rejas hacen todo lo posible para evitarlo. Y Cristiano Ronaldo no iba a ser una excepción. El futbolista portugués del Real Madrid está implicado en un fraude fiscal en España por valor de 14,7 millones de euros, y para evitar sus consecuencias está dispuesto a pagar todo lo que sea necesario.

Literalmente, según informa El Mundo, el delantero había ofrecido a la Agencia Tributaria un cheque en blanco. Abonaría la cantidad que Hacienda considere necesaria, sin discusiones, para que el proceso abandone la vía penal y se juzgue por vía administrativa. De esta manera, el futbolista evitaría cualquier posibilidad de perder su libertad, que es lo que algunos altos cargos de Hacienda consideran que merece; sin ir más lejos, Caridad Gómez Mourelo, la jefa de la sección de Delito Fiscal, recordó en una comparecencia el pasado diciembre que “tenemos personas en prisión por haber dejado de pagar 125.000 euros”.

Sin embargo, según El Mundo, la Agencia Tributaria ha rechazado la oferta de Cristiano Ronaldo, por lo que esta jugada para no pisar la cárcel parece no haberle salido bien al portugués.

Cristiano asegura que él siempre tuvo voluntad de pagar, y que por eso mismo se sometió en 2014 a una regularización voluntaria de sus tributaciones. No se cansa de repetir en su entorno que no se considera un delincuente porque siempre dio la orden a sus asesores de que desembolsaran a las arcas públicas lo que correspondiera. Cree que en realidad se trata de una discrepancia en la interpretación de las normas; de hecho, llegó a alegar que se basó en un libro de Néstor Carmona, el máximo responsable de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional, lo que ha obligado a la juez a llamarle a declarar el próximo 23 de junio.

A la estrella madridista se le acusa de haber evadido impuestos a través de un entramado societario en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas, tal como se destapó en los papeles de Football Leaks publicados en varios periódicos europeos durante los últimos años. Esta estructura, aunque el futbolista y sus asesores la siguieron utilizando durante años (de hecho el fraude que se está juzgando se habría cometido entre 2011 y 2014, cuando ya jugaba en el Real Madrid), se habría creado durante su etapa anterior en el Manchester United. Se estima en 150 millones de euros el dinero que el jugador habría generado en concepto de derechos de imagen y desviado a esas empresas, evitando el pago del 24% que exige el IRPF español.

La diferencia de criterio entre los representantes legales de Cristiano (su abogado es José Antonio Choclán, antiguo magistrado de la Audiencia Nacional especializado en delitos económicos, y le ayuda el bufete que fundó en 2006 Cristóbal Montoro, actual minsitro de Hacienda) y la administración se centra en los anuncios protagonizados por el deportista. Mientras que la Agencia Tributaria entiende que, al haberse grabado en España, deben tributar aquí, y además alega como antecedente la condena a 21 meses que le cayó a Leo Messi por motivos similares (pero menor cantidad defraudada: solo 4,1 millones), la defensa opina que no es necesario ya que las filmaciones y fotografías estaban destinadas a emitirse y generar beneficios en todo el mundo. Sin embargo, la posición de Cristiano se complica porque, según la Fiscalía, en la regularización de 2014 declaró 11,5 millones de renta cuando debería haber manifestado casi 43, y además los calificó como rendimientos “de capital mobiliario” y no “derivados de actividades económicas”, una diferencia de categoría que le permitió disminuir “considerablemente” la base imponible.

En cualquier caso, la decisión al respecto del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) debe de ser inminente. El pasado viernes se recogieron los últimos testimonios y no están previstas nuevas intervenciones, por lo que la juez determinará pronto si el caso continúa por una vía u otra. Mientras tanto, el 7 blanco se centra en el fútbol, donde poco a poco va recuperando su mejor nivel, como demostró en el último partido contra el Girona en el que marcó cuatro goles. Insuficientes, de momento, para que el Real Madrid pase de la tercera plaza, cuatro puntos por debajo del Atlético de Madrid y a una distancia abismal del Barcelona.

También te puede interesar:

La manera más deportiva de aceptar una multa de tráfico

El Dépor quiere que metan en la cárcel… ¡al entrenador de su filial!

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines