Crisis total en Oxfam: su presidente es detenido y crece el escándalo con nuevas acusaciones de delitos sexuales

Crisis total en Oxfam. Tras las revelaciones de la semana pasada en las que se destapaba la investigación a varios cooperantes por haber contratado a prostitutas en Haití tras el terremoto de 2011, el escándalo da otro giro tras sumársele la detención de su presidente y la revelación de nuevos casos de abusos sexuales en la organización.

El presidente de Oxfam Internacional, el guatemalteco Juan Alberto Fuentes Knight, fue detenido hoy en Guatemala acusado de participar en un caso de corrupción cuando fue ministro de Finanzas durante el Gobierno de Álvaro Colom (2008-2012), quien también ha sido detenido.

Fuentes Knight, nombrado presidente de Oxfam en 2015, está acusado de participar en esta trama, por la que también ha sido detenido Colom y otros exministros de su Administración acusados en el caso Transurbano, el modelo de transporte urbano implementado en el Gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza.

Relacionado: Las prostitutas que no lo son

Colom llegó al poder por el partido Unidad Nacional de la Esperanza, UNE, y gobernó Guatemala entre 2008 y 2012. Durante su gobierno se creó un fideicomiso para operar el Transurbano mediante el cual la municipalidad adjudicó rutas de transporte público en la capital guatemalteca por 25 años y varios millones de quetzales a empresas de transporte. Meses después los diputados de UNE presentaron una iniciativa de ley que exoneraba a las compañías de pagar impuestos.

Según la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad, CICIG, que trabajaron juntas en la investigación, hubo malos manejos durante el proceso como subsidios a empresas que habrían beneficiado a los funcionarios.

LA REACCIÓN DE OXFAM

La organización humanitaria indicó hoy que su presidente, el guatemalteco Juan Alberto Fuentes Knight, ha sido “franco” con el consejo de administración en la investigación sobre él respecto al caso de corrupción, en la que ha “cooperado plenamente”.

“Oxfam todavía no conoce la naturaleza formal de los cargos, si hay alguno, contra el doctor Fuentes Knight. Aún así, él se ha mostrado completamente franco con el consejo y la dirección de Oxfam sobre el hecho de que está entre antiguos funcionarios investigados”, señaló la directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima, en una comunicado remitido a Efe.

MÁS CASOS DE ABUSOS SEXUALES REPORTADOS

La crisis no termina aquí, puesto que el escándalo se aviva aún más tras las revelaciones de una exdirectiva de Oxfam, que acusó incluso de violaciones a algunos de los empleados en Sudán del Sur, alimentando este martes el escándalo que afecta a la ONG británica, en la mira del órgano que regula las organizaciones humanitarias.

Helen Evans, directora de prevención interna en Oxfam entre 2012 y 2015, denunció la existencia de una “cultura de abusos sexuales en el seno de algunas oficinas”, donde hubo violaciones o intentos de violación en Sudán del Sur. Incluso mencionó agresiones a menores voluntarios en tiendas administradas por la ONG en el Reino Unido.

Una investigación interna, realizada en un universo de 120 personas en tres países diferentes entre 2013 y 2014, arrojó que entre el 11% y el 14% del personal desplegado había sido víctima o testigo de alguna agresión sexual.

En Sudán del Sur, cuatro personas fueron violadas o se enfrentaron a un intento de violación.

“Esto concierne a actuaciones de empleados con otros empleados. No realizamos una investigación de los beneficiarios de nuestros programas de asistencia. Pero me preocuparon extremadamente estos resultados”, reveló la exdirectora al canal de televisión Channel 4.

En otro caso, constataron el caso de un adulto que agredió a un menor en una de las tiendas, tras lo que hubo un proceso judicial, reveló Evans. De acuerdo a Channel 4, entre 2012 y 2013 se conocieron cinco casos de “comportamientos inapropiados” de adultos con menores y siete en 2014.

El director general de Oxfam, Mark Goldring, dijo que no había “nada que agregar” al informe que dio Helen Evans, que también puso de relieve las dificultades que tuvo para que le dieran más recursos para realizar estas investigaciones.

Goldring se disculpó ante el mismo canal de no haber podido “actuar con suficiente rapidez”. Pero sostuvo que tomó este asunto en serio, dijo. Por ahora descartó abandonar su cargo, salvo si se lo pide el consejo de administración. El lunes renunció la directora adjunta de Oxfam, Penny Lawrence, tras asumir la “entera responsabilidad” por el escándalo desatado.

En su dimisión, Lawrence subrayó su “tristeza” y “vergüenza” por “la conducta de empleados en Chad y Haití (…) incluyendo la relación con prostitutas”.

La Comisión Caritativa, organismo que controla las organizaciones humanitarias en Reino Unido, lanzó el lunes una investigación para conocer el alcance de las acusaciones contra Oxfam.