La crisis energética pega duro a los ayuntamientos de Hungría sin que el Estado acuda en su ayuda

Visitamos algunas de las ciudades afectadas, entre ellas una de las más grandes de Hungría, Szeged, que tiene que cerrar al menos 10 instituciones, desde su famoso museo hasta su principal teatro, para poder pagar las facturas.