Crisis diplomática: Argelia cierra el gaseoducto que transita por Marruecos

·2 min de lectura

El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune "ordenó" al grupo público Sonatrach no renovar el contrato del gaseoducto que cruza Marruecos y abastece de energía a España. Esto debido a las "prácticas hostiles" que Argel achaca a Rabat, que ya llevaron a una ruptura de relaciones, además del cierre del espacio aéreo. En medio, la cuestión del Sáhara Occidental.

La tensión va en aumento entre Argel y Rabat. En un comunicado de la Presidencia argelina emitido el 31 de octubre, el mandatario Abdelmadjid Tebboune "ordenó el cese de las relaciones comerciales entre Sonatrach y la Oficina Marroquí de Electricidad y Agua Potable (ONEE)".

Tebboune tomó esta decisión tras consultar con el primer ministro y los ministros de Relaciones Exteriores y Energía. En el comunicado se explica que se debe "a las prácticas hostiles del reino (marroquí) que socavan la unidad nacional".

Preocupación en Madrid

La decisión argelina de cerrar el gaseoducto GME que unía a Argelia con la Península Ibérica a través de Marruecos, se tomó el pasado mes de agosto cuando Argel rompió relaciones diplomáticas con Rabat. El país, primer proveedor de gas natural a España, se ha mantenido firme desde entonces, sin ocultar en las últimas semanas su intención de no prorrogar el contrato para el uso del gasoducto Gaz Maghreb Europe (GME).

España, que depende en parte de Argelia para el suministro de gas, teme una posible escasez o incluso un alza en los precios. Esta semana, sin embargo, Madrid recibió garantías de Argel de que el suministro estará asegurado.

El pasado miércoles, Teresa Ribera, la ministra española de Transición Ecológica encargada de Energía, y Mohamed Arkab, su par argelino de Energía y Minas, anunciaron que las entregas de gas argelino a España ahora se realizarán exclusivamente a través del gaseoducto submarino de gas natural de Medgaz, lanzado en 2011, y los complejos de conversión de gas natural licuado.

Desde 1996, Argelia ha enviado cada año alrededor de 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural a España y Portugal, a través del GME.

A cambio del tránsito del gaseoducto, Rabat recibió anualmente cerca de 1.000 millones de metros cúbicos de gas natural, lo que representa el 97% de sus necesidades. Según expertos de la industria, la mitad fueron derechos de paso pagados en especie, y la otra mitad gas comprado a bajo precio.

Ruptura de relaciones diplomáticas

A finales de agosto, Argelia cortó de igual modo las relaciones diplomáticas con Marruecos –y en septiembre hasta el espacio aéreo–, alegando "acciones hostiles". Según el reino, fue una decisión "completamente injustificada".

La crisis estalló poco después de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel, a cambio del reconocimiento de Estados Unidos de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. Una decisión que no fue bien vista por Argel, ya que apoya a los separatistas saharauis del Frente Polisario y repite regularmente su apoyo a la causa palestina.

Adaptado de su artículo original en francés.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente