Crisis 'chez Macron': la primera ministra presenta su dimisión y él la rechaza

·3 min de lectura
La primera ministra francesa, Elisabeth Borne, y el presidente galo, Emmanuel Macron, en una imagen del pasado 18 de junio. (Photo: GONZALO FUENTES via POOL/AFP via Getty Images)
La primera ministra francesa, Elisabeth Borne, y el presidente galo, Emmanuel Macron, en una imagen del pasado 18 de junio. (Photo: GONZALO FUENTES via POOL/AFP via Getty Images)

La primera ministra francesa, Elisabeth Borne, y el presidente galo, Emmanuel Macron, en una imagen del pasado 18 de junio.    (Photo: GONZALO FUENTES via POOL/AFP via Getty Images)

La primera ministra de Francia, Elisabeth Borne, ha presentado su dimisión ante el presidente, Emmanuel Macron, apenas un mes después de llegar al cargo. Macron, sin embargo, ha rechazado esta renuncia, con el objetivo de que “el Gobierno siga con su tarea” mientras se dilucida el panorama parlamentario tras las elecciones legislativas.

Macron se ha quedado sin mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, lo que en el mejor de los casos le obliga a pactar con fuerzas políticas externas si quiere sacar adelante algunas de las reformas que prometió antes de las presidenciales.

Borne ha respondido a este nuevo panorama poniendo sobre la mesa de Macron su carta de renuncia, según el Elíseo, que ha apuntado que Macron quiere contactar ahora con los jefes de los distintos partidos en busca de “soluciones constructivas”, informa la televisión pública gala.

Macron, lejos de la mayoría en la Asamblea Nacional

El bando leal a Macron obtuvo 245 escaños y, a priori, tiene difícil convencer a otros partidos para que le permitan superar el umbral de los 289, que marca la mayoría absoluta. Sin otras soluciones a la vista, Francia teme una parálisis política apenas dos meses después de que Macron renovase mandato en el Elíseo. El Gobierno perdió su mayoría absoluta en la Asamblea Nacional pero la oposición, muy fraccionada, tampoco puede presentar una alternativa.

Borne recalcó la misma noche electoral que “no hay alternativa” a la actual mayoría, ya que tampoco suman suficientes apoyos la coalición que abandera el izquierdista Jean-Luc Mélenchon. Fuentes citadas por Franceinfo han afirmado que, con este panorama, el futuro de la primera ministra se antoja incierto.

Así, Macron habría retenido su dimisión al menos para ganar tiempo y poder plantear distintos escenarios en la ronda de contactos con los partidos, si bien no está claro que baste con esta solución temporal. Borne tiene previsto reunir este martes a todos los miembros de su Gobierno.

Una de las opciones que gana fuerza en caso de parálisis es que Macron disuelva de forma apresurada la Asamblea Nacional y convoque elecciones anticipadas, una apuesta arriesgada teniendo en cuenta la actual polarización política, con una izquierda y una ultraderecha al alza.

Cómo se resuelve la crisis

Macron ha iniciado este martes una serie de reuniones con líderes de partidos políticos, que se extenderán hasta mañana, para buscar una solución al rompecabezas creado por el resultado de las elecciones.

Tras las legislativas, dirigentes del partido izquierdista La Francia Insumisa (LFI) han pedido la dimisión de Borne, que llegó al cargo el pasado 16 de mayo.

Además, algunos diputados de LFI han avanzado su intención de presentar una moción de censura contra el Gobierno, aunque la coalición de izquierdas de la que forma parte no se ha pronunciado sobre esta posibilidad.

El Consejo de Ministros previsto para este martes ha sido suspendido y en su lugar Borne ha convocado a los miembros del Ejecutivo para una reunión a las 14:30 horas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente