¿Es posible criar pollos? lo que debes saber antes de incubar un huevo del supermercado

·9 min de lectura
Large group of newly hatched chicks on a chicken farm.
La cría de aves de corral como mascotas se ha vuelto una moda. Pero antes de tomar la decisión de tener una en casa hay que considerar que los polluelos, al igual que ocurre con los cachorros, se convertirán en animales adultos que duran años y que necesitan espacio y cuidados especiales para permanecer sanos. (Getty Images)

Vivir en ciudades nos ha alejado tanto de la naturaleza que ahora convertimos lo común en extraordinario. Como armar todo un revuelo por ver nacer a un pollo de un huevo.

Y es que, para ser honestos, cuando pensamos en un huevo nos imaginamos un delicioso alimento formado por una yema amarillo-naranja y su clara blanca. Lo que nunca se nos ocurre en nuestro contexto urbano es partir un huevo y encontrar el cuerpo de un ave o entrar un día a la cocina y encontrar a un pollito piando luego de salir del cascarón.

Pero la naturaleza a veces le gana a la comercialización masiva de las especies como alimento humano y aparece un pollo donde nadie lo esperaba.

Eso fue lo que le pasó en 2020 a Khun Pukpik cuando se disponía a abrir una tienda de alimentos y vio que uno pollito salía del cascarón de uno de los huevos que estaban destinados para la venta.

"Quedé algo sorprendida cuando vi al pollito moverse. Todos nos pusimos de acuerdo para conservarlo como mascota. Realmente tuvo suerte ya que no terminó comido como Balut ", agregó.

Un balut es un huevo, generalmente de pato, ya fertilizado con su embrión dentro que se cuece al igual que un huevo cocido. Es apreciado por su alto contenido proteico y considerado una delicia en Asia.

Una mujer de Malasia de 39 años fue un poco más allá y compró un huevo balut que estaba listo para ser comido en un restaurant y lo colocó en una incubadora casera hasta que salió una hermosa patita.

Erika llamó a la pata Daisy y la conservó como su mascota. Lo divertido de la historia es que ya no tiene que comprar huevos en el supermercado porque la pata pone un huevo al día.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La ocurrencia de incubar huevos del super

Las redes sociales se hacen eco a diario de pruebas realizadas con huevos comprados en el supermercado. En abril de 2021, Adele Phillips compró un cartón de huevos de pato en un supermercado en Gales y una incubadora para intentar emular un experimento que vio en internet.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Luego investigó cómo identificar cómo los huevos fertilizados y un fuente online indicó que al colocar una linterna sobre ellos vería si tenían venas en su interior. De la caja de huevos sólo uno parecía tener venas. Colocó al huevo elegido en una incubadora y lo cambiaba de posición tres o cuatro veces al día para asegurar que el embrión recibía una temperatura pareja y estable. Hasta que al final del ciclo vio al polluelo abriendo huecos del cascarón con su pico. Le tomó unas 48 horas romper completamente la cáscara.

Originalmente había pensado donarlo, pero luego decidió hacer un pequeño estanque en su jardín para el patito que llamó Bradock Morris, en honor a la tienda de víveres y a la comercializadora de los huevos.

Como solo pudo empollar uno, Phillips compró otra patita en una tienda de mascotas para que le hiciera compañía y la llamó Beryl.

El joven William Atkins, de 14 años, tuvo mejor suerte al empollar huevos de la marca Clarence Court en una incubadora comprada por internet. Vio nacer a tres patitos que llamó Beep, Peep y Meep.

Lo mismo le ocurrió a Charli Lello, quien vio la experiencia en YouTube y le emocionó la idea de ayudar a nacer a sus mascotas.

"(Los huevos) fueron recogidos, sacudidos en el camión de reparto, luego agitados en un carrito hasta la estantería, luego manipulados quien sabe cuánta gente, así que era posible que no pudiera nacer".

Pero un mes después de colocarlos en la incubadora, Lello escuchó el tenue piar de los polluelos que intentaban salir del cascarón.

Lello dijo que fue maravilloso ver nacer a las más tiernas bolitas de plumas que haya visto pero que no repetiría la experiencia. Lo hizo en un momento en que estaba suspendida de su cargo y tuvo tiempo para cuidarlos hasta que se hicieron lo suficientemente grandes para sobrevivir solos. De lo contrario hubieran muerto y no hubiera sido justo para ellos, dijo.

Portavoces de las marcas de huevos Clarence Court y Braddock White dijeron que era extremadamente raro empollar huevos comprados en el supermercado porque no deberían estar fertilizados.

¿Por qué a veces los huevos vienen fecundados?

Las gallinas comienzan a producir huevos a los seis meses de nacidas pero necesitan de un gallo para fecundarlos. En un ambiente natural, el gallo baila alrededor de la gallina, deja caer sus alas, gira en círculos hasta que salta y la coge por la cresta para aparearse. El semen que el gallo deposita en el oviducto permanece activo durante unos 10 días en el canal donde se formal los huevos que serán expulsados.

Una vez la gallina expulsa un huevo fértil se inicia la etapa de incubación. A lo largo de 10 días, la hembra irá poniendo los huevos. En una granja tradicional, la gallina no abandonará el nido y empollará los huevos expulsados dándoles calor para que puedan desarrollarse. Este proceso suele durar alrededor de 21-24 días hasta que finalmente nacen los pollitos.

Pero en las industrias que comercializan huevos, las gallinas son separadas de los machos y colocadas en galpones donde los huevos son apartados de sus madres en el momento de ser expulsados. Por eso es tan improbable que alguno de los huevos de producción intensiva que compramos en el supermercado estén fecundados.

Sin embargo, los supermercados han retomado la comercialización de huevos producidos por las llamadas gallinas camperas, o pica tierra, que se crían libremente en los campos, lo que aumenta la probabilidad de que tenga contacto con un gallo.

Y no hacen falta muchos machos para fecundar una cantidad importante de huevos. Las gallinas son polígamas. Se calcula que cada 10 hembras se aparean con un solo gallo. Y ese gallo puede aparearse hasta 30 veces en un mismo día, así que no es tan difícil que pueda nacer un polluelo de uno de los huevos de gallinas camperas que compras en el súper si se siguen una serie de cuidados.

Los expertos señalan que para lograr el normal desarrollo del embrión en una incubadora en casa, es necesario voltear los huevos manualmente cada hora. Si eso no es posible, hay que hacerlo mínimo tres veces al día, para aumentar las posibilidades de su nacimiento y evitar deformaciones.

Además de las gallinas camperas, también es posible conseguir pichones si se usa huevos de codorniz. Las hembras de esa especie ponen más huevos si tienen la compañía de un macho y por eso los granjeros rodean a las codornices hembras de machos que las estimulan a producir huevos. Y con esa cercanía resulta inevitable que muchos de los huevos de codorniz que compramos en las tiendas estén fecundados, aunque sea imposible de identificarlos, porque es muy poco probable que estén empollados.

Criar pollitos no es un juego

Si te anima esta experiencia debes considerar que no es ético experimentar con animales solo por el placer de ver nacer a otro ser vivo. Si lo deseas como mascota, para alimentarte o como negocio, debes tener las condiciones físicas para que se desarrolle y viva con comodidad. Debes hacerlo por respeto a la naturaleza y también porque casi todos los países tienen legislaciones que penan el maltrato animal.

La esperanza de vida de un pato varía según la especie, pero en cautiverio puede vivir unos 10 años, un poco menos de lo que viviría un perro. A los 60 días dejará de ser una hermosa bolita emplumada y se convertirá en un animal ruidoso de unos 2,5 kilos, que necesitará abundante agua, pasto, algas y lombrices para mantenerse sano.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si decides criar gallinas, también debes prepararte para cuidarlas por un buen tiempo. Las gallinas de belleza no son ponedoras de huevos y pueden durar hasta 15 años. Mientras que las ponedoras duran entre 5 y 10 años.

LEER MÁS:

Una gallina bien alimentada deberá comer suficientes grasas e hidratos de carbono que pudiera obtener de una buena mezcla de granos enteros, partidos o en copos, hierbas verdes y verduras frescas. En libertad, las gallinas son omnívoras, lo que significa que comen todo lo que esté a su paso. Les gustan las hierbas, las hojas de las verduras, los frutos, así que deberás sembrar parte de tu patio con especies nutritivas para que picoteen y separarlas de tu huerto familiar si también te gusta cultivar plantas. Pero también comerán larvas, insectos como grillos, arañas, escarabajos, y también vertebrados pequeños como ratones, lagartijas y pequeñas serpientes.

(Video) Repartidor equilibra 1.000 huevos en su moto

Lo ideal es que las gallinas tengan suficiente espacio para moverse y alimentarse con libertad, así como refugio para las épocas de lluvia, frío intenso o el sofocante calor del verano.

La codorniz es un ave más pequeña que madura sexualmente más rápido que otras aves. Está lista para poner huevos al mes y medio de nacida. Los criadores comerciales aplauden lo que llaman su eficacia biológica. Eso quiere decir que un ave que pesa 140 gramos pone un huevo de 14 gramos, mientras que una gallina de dos kilos pone huevos de 60 gramos.

La vida de una codorniz también varía según la especie, que varía entre 3 y 12 años.

Las codornices también son omnívoras. Recuerda que comerán todos los gusanos, granos, hierba, semillas y frutos que vean a su paso y no tienes las condiciones para que se alimenten por su cuenta, deberás proveer los suficientes nutrientes para que que el ave crezca sana y cumpla su ciclo de vida natural.

Fuentes: Mundo Huerto, Agrotendencia, Tu granja en casa, Garden, Social Animals

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) El asombro uso de este carrito de supermercado