Crecen un 10 % las denuncias en Portugal por violencia machista

Decenas de miles de personas se manifestaron el sábado en Francia contra la violencia sexista, en un año marcado por la alarmante cifra de 137 mujeres asesinadas por sus parejas, y reclamaron al Ejecutivo medidas urgentes y un presupuesto de 1.000 millones de euros para combatir estos crímenes. EFE /CHRISTOPHE PETIT TESSON

Lisboa, 25 nov (EFE).- Las denuncias por "violencia doméstica" han aumentado un 10 % en el último año en Portugal, país sumido este año en un fuerte proceso de concienciación y donde entre enero y noviembre han sido asesinadas 28 mujeres, la misma cifra que en todo 2018.

En los primeros nueve meses del año se han interpuesto 20.000 denuncias por "violencia doméstica", como se denomina en el país la violencia machista -y que incluye agresiones a hombres-, según datos revelados este lunes por el ministro de Administración Interna (equivalente a Interior), Eduardo Cabrita.

"Esto es un crecimiento del 10 %, significa que no podemos parar", consideró el ministro a la emisora lusa TSF.

El aumento de las denuncias se enmarca, según el Gobierno portugués, en un contexto de más programas de formación y nuevas acciones para luchar contra esta lacra, que entre enero y noviembre se ha cobrado la vida de 28 mujeres, según datos del Observatorio de Mujeres Asesinadas, a cargo de la organización feminista "Unión de Mujeres Alternativa y Respuesta" (UMAR).

El número iguala al total de mujeres asesinadas por violencia machista en 2018. Desde 2004, cuando comenzó el recuento del Observatorio, 531 mujeres han perdido la vida por este motivo en Portugal, país de diez millones de habitantes.

En una visión más global, la Asociación Portuguesa de Apoyo a la Víctima (APAV) reveló este lunes que en el último lustro han atendido a 43.456 víctimas de violencia doméstica en el país y que el 85 % de las víctimas eran mujeres.

2019, UN AÑO DE CONCIENCIACIÓN PARA PORTUGAL

2019 ha sido un año especial para la concienciación sobre este problema en Portugal. El país llevó a cabo el pasado 7 de marzo, la víspera del Día de la Mujer, una inédita jornada de luto nacional por los asesinatos machistas, a raíz de un caso que conmocionó a la sociedad.

Fue el asesinato en febrero de una niña de dos años a manos de su padre, quien también acabó con la vida de su suegra antes de suicidarse como venganza hacia su expareja, que había denunciado amenazas que acabaron archivadas.

El caso provocó una reunión urgente del Gobierno para impulsar medidas de ayuda a las víctimas, como crear gabinetes de apoyo en los departamentos de investigación penal de la Fiscalía y mejorar la formación de agentes de seguridad, funcionarios judiciales y magistrados.

El ministerio de Administración Interna ha divulgado que 63 % de los puestos de policía y Guardia Nacional Republicana (GNR) -equivalente a la Guardia Civil- ya tienen salas de atención a las víctimas y que este año se han duplicado las acciones de formación sobre violencia machista a las fuerzas de seguridad.

A ello se unen las crecientes campañas para concienciar sobre la necesidad de denunciar, como la divulgada la pasada semana por la GNR: un cartel en el que aparece un saco de boxeo cubierto con un vestido rojo acompañado de la frase "No dejes que hagan de ti un saco. ¡Denuncia!".