Crece la preocupación de los estadounidenses ante la escasez de leche infantil

·5 min de lectura

Durante las últimas semanas, la poca presencia de fórmulas para bebés, un sustituto de la leche materna para infantes menores de 12 meses, empieza a impactar a la población estadounidense. La Casa Blanca anunció que busca alternativas para abastecer el mercado en medio de una crisis que tiene orígen en diversos factores.

De acuerdo con ‘The Washington Post’, que cita fuentes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), uno de cada cuatro padres en Estados Unidos ofrece leche materna a sus bebés hasta los seis meses de edad. Lo cual deja a un amplio porcentaje de esa población dependiente, en parte, de las fórmulas para bebés.

Pero, durante los últimos meses, los padres, representantes y cuidadores han estado afrontando la disminución de suministros de estos productos en los establecimientos, una situación que se ha agravado durante las últimas semanas.

Sobre ello, Ben Reich, director ejecutivo de la firma de datos Datasembly, indicó que alrededor del 40 % de los productos de fórmulas para bebés se agotaron en Estados Unidos el mes pasado y durante la primera semana de mayo las reservas fueron 43 % más bajas de lo normal.

Adicionalmente, la publicación estadounidense ‘The Atlantic’ señala que en muchos estados, entre ellos Texas y Tennessee, más de la mitad de las fórmulas se agotó en las tiendas, obligando a algunos minoristas a limitar las compras de este tipo de productos incrementando el desespero de los padres.

La situación, que comenzó como un “curioso inconveniente” y se ha transformado en una crisis nacional, ha tocado la puerta de la Casa Blanca, que ya anunció estar en la búsqueda de un plan, sin muchos detalles, para abastecer el mercado de fórmulas para niños, un hecho sin precedentes en la Unión Americana.

"Eso es algo que sin duda hemos estado rastreando. Garantizar que la fórmula infantil sea segura y esté disponible para las familias de todo el país es una de las principales prioridades de la Casa Blanca”, dijo a los periodistas la portavoz presidencial, Karine Jean-Pierre.

A nivel político, la situación ha sido aprovechada por una parte de los republicanos para encarar al presidente estadounidense Joe Biden y dejar en evidencia posibles fallas para incrementar la producción en el país.

¿Por qué hay problemas para encontrar fórmulas para bebés en EE. UU.?

Las causas de esta situación son diversas y van desde las políticas regulatorias estadounidenses, pasando por problemas derivados de la pandemia y su complicación debido a la crisis en la cadena de suministros hasta el retiro de una parte de la producción debido a la presencia de una bacteria.

En torno a las políticas regulatorias estadounidenses, se debe decir que la Administración de Alimentos y Medicamentos ​(FDA por sus siglas en inglés) es muy estricta en su política para el control de fórmulas para bebés, al punto que muchos productos elaborados en Europa, bajo las normativas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), podrían ser ilegales en Estados Unidos.

Por otro lado, la pandemia de Covid-19 obligó a muchos padres a acumular cantidades del producto en sus casas debido al temor de que el confinamiento provocara su ausencia.

“Durante la primavera de 2020, las ventas de fórmula se dispararon a medida que las personas acumulaban el producto al igual que almacenaban papel higiénico”, dijo Lyman Stone, director de investigación de la consultora Demographic Intelligence al medio ‘The Atlantic’.

Pero esa situación se tradujo que en 2021 la producción de fórmulas para bebés se redujo debido a la poca demanda, ya que los padres seguían consumiendo el stock de casa.

Una publicación del propio Stone señaló que a principios de 2022 la demanda se disparó como consecuencia del aumento en los nacimientos y una “disminución en las tasas de lactancia”

Adicionalmente, los problemas en la cadena de suministro, derivados de la pandemia y que afectan a gran parte del mundo, también intervinieron en la crisis que hoy padecen miles de padres estadounidenses.

Por otro lado, la situación tuvo su agravante en febrero de 2022, cuando la empresa fabricante Abbott anunció el retiro de una parte de su producción tras la muerte de cuatro niños por contraer infecciones bacterianas, presuntamente a través de alguna de sus fórmulas, un hecho que está siendo investigado por las autoridades sanitarias.

Sobre ello, Abbott anunció que en los próximos días reanudará la producción, con la aprobación de la FDA, y que el producto podría estar en el mercado entre unas seis u ocho semanas.

¿Qué están haciendo los padres para paliar la situación?

En medio del desespero, ya que implica la alimentación de sus hijos y que en muchos casos requieren de este tipo de alimentos por razones médicas, algunos padres han tenido que desplazarse varios kilómetros para encontrar fórmulas, refieren medios estadounidenses como ‘The New York Times’.

La publicación también refiere que otros padres han optado por reducir la dosis de producto con la finalidad de extender la duración del mismo.

Muchos han desarrollado fórmulas caseras, lo cual ha generado advertencias por parte de los organismos reguladores de Estados Unidos y especialistas.

“La fórmula casera es peligrosa para los bebés. La fórmula regular está vigilada por la FDA y tiene estándares muy altos, de la misma manera que tratamos los medicamentos. Hacerlo en casa es mucho más arriesgado”, dijo la doctora Katie Lockwood, médica asistente en Children's Hospital of Philadelphia Primary Care al 'Times'.

Con Reuters, EFE y medios estadounidenses

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente