Crece la compra de mascotas en España en 2019 y descienden las adopciones

EFE/EPA/Zoltan Balogh/Archivo

Madrid, 28 nov (EFE).- Los españoles compraron más mascotas en 2019 y adoptaron menos en relación con el año anterior y la mitad de los dueños de animales de compañía reconoce haber pagado por al menos uno de ellos, según el Estudio Anual sobre Mascotas en España hecho público este jueves por la empresa Tiendanimal.

Los datos recogidos de más de 2.400 encuestas arrojan que las adopciones representaron en 2019 el 49 por ciento del total de mascotas adquiridas por los españoles, frente al 53 por ciento de 2018, mientras que las compras representaron el 50 por ciento del total en 2019, frente al 31 por ciento de un año antes.

El informe detalla que entre 2017 y 2019 se ha producido un incremento de más de siete puntos en el montante económico destinado al cuidado de animales domésticos, desde los 1.198 euros por mascota al año a 1.282, lo que supone un aumento del 7,3 por ciento.

De esa cifra, 839 euros corresponden a gastos de alimentación, 90 a accesorios y juguetes y 352 a gastos veterinarios, un dato que consolida la tendencia a la especialización del mercado de las mascotas y la creciente preocupación por su bienestar.

Los perros siguen siendo la principal mascota en España, con una penetración de casi el 90 por ciento entre los dueños entrevistados y con un ligero incremento en el número de animales de media por hogar, desde los 1,4 perros en 2018 a 1,8 en 2019, y los mestizos siguen siendo los favoritos frente a los de raza.

El informe también refleja un aumento en el interés de los dueños por la calidad de los productos y servicios dirigidos a sus mascotas antes que otras consideraciones como el precio o la marca.

Sin embargo, se aprecia una disminución del gasto veterinario, que en 2018 se situó en 354 euros al año de media y en 2019 se ha quedado en 352, mientras que el 5 por ciento de los encuestados reconoce que nunca ha llevado a su mascota al veterinario.

Por último, el 45 por ciento de los entrevistados -el mismo porcentaje que en 2018- reconoce que colabora con al menos una asociación protectora de animales en España, fundamentalmente a través de acciones en redes sociales o la donación puntual de dinero o producto.