Crece la alerta por la explotación sexual infantil en el norte de Colombia

En el norte de Colombia, zona con presencia persistente de bandas criminales, la explotación sexual de niñas es un fenómeno creciente y sin atención del Estado. Las menores son captadas entre los 12 y los 13 años a través de amenazas a la vida y a la seguridad de sus familias. Entre ellas hay pequeñas migrantes, cuya estadía en el país es condicionada a la explotación. Todo esto sin intervención efectiva de las autoridades, que en muchos casos se convierten en cómplices.