Críticas a Casado por asistir a una misa en honor a Franco: "¿Se lo imaginan en Alemania?"

·5 min de lectura
Pablo Casado (Photo: Iñaki Berasaluce/Europa Press via Getty Images))
Pablo Casado (Photo: Iñaki Berasaluce/Europa Press via Getty Images))

El 20 de noviembre está marcado en el calendario de la derecha más extrema como la fecha en que murió el dictador Francisco Franco. Ese día, y por sorprendente que pueda parecer, en España había convocadas once misas “en sufragio por el alma” del dictador y por “todos los Caídos por Dios y por España”. Resulta que el líder del PP, Pablo Casado, asistió a una de ellas.

Este fin de semana, la noticia salió a la luz en redes, por medio de una fotografía de un joven franquista que presumía haber estado con Casado en dicha misa en Granada. Posteriormente, el Partido Popular confirmó al medio Newtral.es que Casado estuvo allí, “porque quedaba cerca de su hotel y desconocía por quién se rezaba”.

Desde el equipo de prensa del PP explican que su líder fue el sábado a misa porque no podía hacerlo el domingo, ya que participaba en la clausura del congreso del PP de Andalucía (PP-A), pero subrayan que la eucaristía no era en memoria del dictador, aunque se pidiese por varios difuntos, entre ellos Franco.

La misa en la catedral figuraba entre los oficios en memoria del dictador que fueron difundidos por la Fundación Francisco Franco en su página web. De hecho, la Fundación ha emitido un comunicado en el que señala que no invitó expresamente a Casado, pero que agradece tanto a él como a su familia y resto de asistentes que acudieron “a la misa y a la oración por el alma de un cristiano ejemplar como Francisco Franco Bahamonde”.

El revuelo ante la noticia no ha cesado en todo el fin de semana, y este lunes ya ha habido reacciones por parte de los portavoces parlamentarios de la izquierda.

“Una agresión, una irresponsabilidad absoluta”, según el PSOE

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, ha señalado en declaraciones a los periodistas que Pablo Casado debe dar explicaciones. “Echamos de menos la opinión de Pablo Casado sobre este tema”, ha dicho. Gómez ha recalcado que “estamos hablando de un dictador, de un régimen” que marcó a la sociedad española durante décadas y que “si el líder del PP avala esta dictadura”, es “imprescindible” que lo aclare.

Gómez ha explicado que desconoce “qué persigue Casado” con esto, o si en realidad fue “casualidad”, pero en todo caso el presidente del PP debe dar la cara, ha defendido. Para el PSOE, su presencia el 20-N en una misa por Franco constituye “una agresión” y “una irresponsabilidad absoluta”.

Por su parte, Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, ha señalado que las posibilidades que tenía Casado de entrar el 20 de noviembre en una iglesia que homenajeaba al dictador eran ínfimas, teniendo en cuenta que hay aproximadamente 23.000 iglesias en España y sólo una decena de ellas celebraban misa en honor del dictador.

Otros portavoces también han criticado al presidente del PP por no marcharse de la iglesia una vez que supo que se iba a honrar al dictador, algo que ven “de enorme gravedad”.

Todos han coincidido en recordar que si esto hubiera pasado en otro país, por ejemplo que Angela Merkel, accidentalmente, fuera a un oficio donde se rindieran honores a Hitler, al día siguiente habría aclarado que fue una equivocación y que su intención no era apoyar a un dictador.

Tenemos un partido de oposición que los lunes dice que está girando al centro y los viernes se mete por error en misas sospechosasÍñigo Errejón

Eso es lo que ha dicho, entre otros, el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, al apuntar que posiblemente Casado se equivocó, pero si ha sido así tiene que dejar claro que el jefe de la oposición “no homenajea a dictadores y que está inequívocamente con la democracia y con quienes lucharon para traerla”.

Para Errejón, genera una cierta inestabilidad en la vida política española “tener un partido de oposición que los lunes dice que está girando al centro y los viernes se mete por error en misas sospechosas”.

“No sé si las casualidades existen, pero Casado tiene poca credibilidad”

El diputado de Compromís, Joan Baldoví, en la misma línea, ha mostrado su extrañeza por esta casualidad: “No sé si las casualidades existen, pero Casado tiene poca credibilidad” y ha dudado que los líderes de partidos conservadores de otros países acudan a misas por Hitler o Mussolini. Para Baldoví, “estas cosas no hacen bien a la democracia ni a Casado”.

Desde los comunes, Aína Vidal, aparte de pedir explicaciones a Casado, considera este episodio “tremendamente alarmante” y ha señalado que el líder popular debería volver al marco democrático y abandonar “esta lucha de a ver quién es más ultra”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente