Si has oído que el coronavirus infecta más unos grupos sanguíneos que otros, cautela

José de Toledo y J Toledo
·3 min de lectura
Si has oído que el coronavirus infecta más unos grupos sanguíneos que otros, cautela
Si has oído que el coronavirus infecta más unos grupos sanguíneos que otros, cautela

Durante esta crisis sanitaria, esta pandemia del COVID-19, las noticias se suceden a una velocidad tremenda. Algunas son esperanzadoras, como el hecho de que ya haya ensayos clínicos en marcha con medicación y con vacunas; otras pueden causarnos cierto miedo, como la reciente publicación que explica que las personas del grupo sanguíneo A tienen mayor probabilidad de contraer la infección. Y ante ambos, lo importante es tener cautela.

El caso de los grupos sanguíneos es un ejemplo perfecto. La ciencia parece indicar que hay una diferencia, y que aquellos con grupo sanguíneo A se van a infectar mucho más que el resto. Si encima tenemos en cuenta que el grupo A es el más común…

Bien, pero es que las cosas no son tan claras. Para empezar, y es muy importante remarcarlo, el artículo del que hablamos es un preprint. Los artículos científicos pasan por un proceso conocido como revisión por pares, en el que expertas y expertos en la materia revisan el artículo para asegurarse de que no hay errores. Y los preprint no han pasado por ese proceso, no han pasado el control de calidad de las publicaciones científicas.

Por lo tanto, es menos fiable. Es así de sencillo y directo: un preprint es menos fiable que un artículo revisado. Así que ya podemos tener algo más de tranquilidad.

Vale, pero vayamos con el artículo en sí, con el diseño y los datos. Empezando por el principio: el número de casos no es muy elevado. No es mínimo, pero no llega a 2.200 pacientes. Y eso hace que los resultados sean menos fiables que si el número fuese mayor. Es una cuestión estadística – cuanto más aumenta el tamaño muestral, más disminuye la incertidumbre como expliqué aquí – pero es una realidad.

¿Y los resultados? ¿Los resultados también nos van a dejar más tranquilos? El artículo – recordemos, sin revisión por pares y con un tamaño muestral justito – dice que las diferencias son significativas. Que es la manera en que se acepta o no una hipótesis estadística. Pero no dice que sea significativa a nivel clínico.

Que es una diferencia importante. Podemos encontrarnos con resultados estadísticos muy significativos – el nivel de significación lo ponen los investigadores, y el método para escogerlo es arduo de explicar – pero que no signifiquen nada a nivel de salud. Y en este caso podría ser así; simplemente, no lo sabemos porque no lo dice.

Visto lo visto, podría parecer que el trabajo es malo, que no sirve para nada. Pero no es así: toda la información con la que se pueda trabajar para parar la pandemia es digna de interés. Pero hay que saber pararse un poco, reflexionar y aplicar la cautela. Tener el grupo A no te asegura que vayas a pillar el coronavirus, ni tener el grupo 0 te hace inmune. Estamos juntos en esto, y saldremos todos juntos.

Más historias que te pueden interesar: