Incluso las infecciones leves de COVID incrementan el riesgo de desarrollar diabetes

·3 min de lectura
El mayor estudio hasta la fecha indica que la COVID-19, incluso en infecciones leves, incrementa el riesgo de padecer diabetes.
El mayor estudio hasta la fecha indica que la COVID-19, incluso en infecciones leves, incrementa el riesgo de padecer diabetes.

Hace tan solo unas horas la Ministra de Sanidad Carolina Darias acaba de anunciar que el Consejo de Ministros aprobará una nueva normativa por la que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en interiores, a excepción de centros sanitarios y transportes públicos, a partir del próximo 20 de abril. Este anuncio representa un claro paso hacia la vuelta a la normalidad y uno de los indicios más esperados de que podríamos estar dejando atrás la crisis sanitaria iniciada hace ya casi dos años y medio.

Sin embargo, los ecos de esta pandemia están lejos de haber acabado. A pesar del desarrollo exitoso de diferentes vacunas o de la llegada de los primeros antivirales y tratamientos eficaces, el SARS-CoV-2 sigue desplegando efectos y consecuencias que aún deben estudiarse y comprenderse más profundamente. Un extenso estudio publicado hace solo unos días en The Lancet indica que las personas que contraen COVID-19 tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes hasta un año después, incluso después de una infección leve por SARS-CoV-2, en comparación con quienes nunca tuvieron la enfermedad.

El trabajo realizado por investigadores y médicos del Clinical Epidemiology Center en Saint Louis (EEUU), ha analizado datos de más de 180.000 personas que se habían contagiado con COVID-19 y los compararon con los registros de otros dos grupos, cada uno de estos comprendía alrededor de cuatro millones de personas sin infección por SARS-CoV-2. Las conclusiones del estudio muestran que las personas que se habían contagiado con COVID-19 tenían aproximadamente un 40 % más de probabilidades de desarrollar diabetes hasta un año después que las personas en los grupos de control. Esto significa que, por cada 1000 personas estudiadas en cada grupo, unas 13 personas más en el grupo de contagiados por COVID-19 fueron diagnosticadas con diabetes, la mayoría de ellas del tipo 2.

Este aumento en el riesgo de ser diagnosticado con diabetes se encontró también en aquellos que habían pasado un COVID leve e incluso aquellos contagiados sin factores de riesgo previos de diabetes muestran mayores probabilidades de desarrollar diabetes. El estudio muestra además que la posibilidad de desarrollar aumenta con el aumento de la gravedad de la COVID-19. Las personas que fueron hospitalizadas o admitidas en cuidados intensivos tenían aproximadamente el triple de riesgo en comparación con las personas de control que no se habían contagiado.

En un artículo reciente publicado en Nature los autores del estudio nos dejan esta importante reflexión: “Incluso cuando toda esta pandemia retroceda, aún nos quedará su legado, un legado de enfermedades crónicas para las cuales los sistemas de atención médica no están preparados”. Puede que la paulatina retirada de las mascarillas nos muestre, por fin, la luz al final de este largo túnel pero no podemos olvidar que la COVID-19 ha mostrado su capacidad para desplegar importantes efectos y consecuencias a largo plazo que también tendremos que afrontar en los próximos años.

Más artículos y noticias actualizadas sobre COVID en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Xie, Yan, y Ziyad Al-Aly. «Risks and Burdens of Incident Diabetes in Long COVID: A Cohort Study». The Lancet Diabetes & Endocrinology 2022. DOI:10.1016/S2213-8587(22)00044-4.

Clara Watson “Diabetes risk rises after COVID, massive study finds” Nature.com (2022) DOI:10.1038/d41586-022-00912-y

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente