La UE advierte de que la vacuna sola no frena a Ómicron y anuncia meses difíciles por delante

·3 min de lectura
(Photo by OLI SCARFF/AFP via Getty Images)
(Photo by OLI SCARFF/AFP via Getty Images)

La vacunación por sí sola no es suficiente para detener el impacto de la variante ómicron, sino que es preciso adoptar medidas "fuertes" para reducir su transmisión y aliviar la sanidad pública, advirtió hoy el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Es necesario "proteger a la población más vulnerable" en los próximos meses y no hay tiempo suficiente para lograrlo con las vacunas actuales, alerta esta institución en un comunicado.

Las vacunas existentes han demostrado una efectividad "alta" frente a delta y por lo tanto debe proseguirse con su administración, tanto contra la circulación de esa variante como para "reducir" el impacto de ómicron.

Hasta ahora, la vacuna ha salvado a casi medio millón de personas, prosigue el ECDC, y hay que intensificar los esfuerzos para avanzar hacia la pauta completa de toda la población, así como administrar la dosis de refuerzo "lo antes posible".

Pero también hay que tener en cuenta que, por sí sola, no será suficiente frente a ómicron, a tenor de las brechas de población aún sin vacunar.

El ECDC llama a los países a actuar rápidamente y a dar una "respuesta" antes de las festividades que se acercan.

Entre estas medidas a aplicar cita la organización el uso "apropiado" de mascarillas de protección, la práctica del teletrabajo, evitar las aglomeraciones en el transporte público, quedarse en casa en caso de enfermedad y mantener las medidas de higiene conocidas, así como la adecuada ventilación.

Derogar estas medidas llevará a los países que así actúen un "fuerte incremento" de casos, advierte el comunicado.

El ECDC recomienda, asimismo, priorizar el restreo de contactos, en caso de contagio, y recuerda la utilidad de esta herramienta y la correcta secuencialización de los casos, así como de la verificación específica de cada variante en caso de contagio.

La Comisión Europea anuncia "meses difíciles"

Mientras tanto, la Comisión Europea alertó de que vienen "meses difíciles" en la gestión de la pandemia en la Unión Europea, a propósito del análisis de riesgo del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) que alerta del potencial de contagios de la variante ómicron.

"Los próximos meses serán difíciles. Es probable que ómicron venga en una gran ola, generando una nueva presión sobre los sistemas de atención médica", declaró este miércoles en un comunicado la comisaria europea de Sanidad, Stella Kyriakides.

La comisaria reaccionó así al análisis publicado este miércoles por el ECDC, que establece que la vacunación no es suficiente para detener el impacto de la variante ómicron y señala que es preciso adoptar medidas "fuertes" para reducir su transmisión y aliviar la sanidad pública.

"A medida que aprendemos más sobre ómicron, está claro que una mayor transmisibilidad conducirá a un rápido aumento de casos en las próximas semanas. El ECDC es claro: un aumento en los casos traerá hospitalización adicional, ingresos en UCI y pérdida de vidas", agregó la comisaria.

Con las festividades navideñas a menos de diez días vista, Kyriakides pidió no "dejar de lado la precaución", al tiempo que apeló a la ciudadanía a vacunarse con dosis de refuerzo.

"Los Estados miembros deben tomar las decisiones correctas basadas en la ciencia y con la salud pública como prioridad. Todos deben planificar de inmediato el aumento de la capacidad de atención de la salud, asegurarse de que se reintroduzcan y fortalezcan las medidas de salud pública y de que las vacunas aumenten rápidamente", concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente