Covid-19: Israel aprueba una segunda dosis de refuerzo para pacientes inmunodeprimidos

·3 min de lectura

La inoculación se destinará a pacientes con sistemas inmunes comprometidos. El Gobierno de Naftali Bennett se convierte en el primero del mundo que asume un esquema de cuatro dosis. Al mismo tiempo, en Estados Unidos se prevé que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) autorice la aplicación de refuerzos en niños y adolescentes y reduzca el tiempo de espera para la tercera dosis en adolescentes.

Israel se convirtió este jueves en el primer país del mundo en dar luz verde a un esquema de vacunación de cuatro dosis, al autorizar la administración de un segundo refuerzo a las personas que padecen algún tipo de compromiso del sistema inmune.

El director general del Ministerio de Salud, Nachman Ash, anunció en una conferencia de prensa la decisión, que se produce ante el rápido incremento de nuevos casos debido a la variante Ómicron, y la eventual presión que esta podría ejercer sobre los sistemas sanitarios del país.

"A la luz de los vacíos de conocimiento en el mundo en la actual situación, estamos actuando de forma precavida y responsable", aseguró Ash, quien siguió la recomendación de un panel de expertos formulada la semana pasada, en el sentido de administrar una cuarta dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Los tratamientos contra el cáncer, los trasplantes de órganos y algunas enfermedades crónicas pueden debilitar la respuesta del sistema inmune, por lo que en una primera etapa el nuevo refuerzo se concentraría en adultos mayores con alguna condición que comprometa sus defensas.

La decisión se produce luego de que el lunes se iniciara un estudio en el Centro Médico Sheba en Tel Aviv, en el cual se administró una cuarta dosis a 150 miembros del personal sanitario. Se espera que los resultados estén disponibles en dos semanas, y se conviertan en el insumo principal para extender a otros segmentos de la población el nuevo esquema.

Israel pionero también en el uso de la píldora contra el Covid-19

Israel se convirtió en uno de los primeros países en autorizar el uso de vacunas contra el Covid-19 y también en uno de los primeros en aplicar dosis de refuerzo. El pasado 26 de diciembre fue también pionero en aprobar el uso del fármaco Paxlovid de Pfizer, para tratar por vía oral los síntomas del coronavirus, y este jueves recibió la primera remesa.

El medicamento está diseñado para administrarse durante los primeros tres días desde el inicio de los síntomas y puede tomarse en casa, pero solo por pacientes que experimenten cuadros de leve a moderado. Estudios clínicos demostraron una efectividad del 89% en la prevención de hospitalización y muerte, así como en la reducción de los síntomas.

Es "un añadido importante para la caja de herramientas en la lucha contra la pandemia", indicó el primer ministro Naftali Bennett al recibir el lote de 20.000 dosis.

EE. UU. estaría en camino de administrar refuerzos a niños y adolescentes

Estados Unidos también estaría actualizando sus políticas en cuanto a la vacunación. Una información del diario 'New York Times' que cita a una fuente "familiarizada con las deliberaciones" de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) del país asegura que en los próximos días se autorizaría el uso de dosis de refuerzo para jóvenes entre 12 y 15 años.

La aplicación de la tercera vacuna también se extendería a niños de cinco a 11 años con algún tipo de compromiso inmunológico.

El mismo medio asegura que el lapso entre el esquema completo de dos dosis y la vacuna de refuerzo se reduciría de seis a cinco meses para los adolescentes.

Se prevé que el anuncio se haga de forma oficial a mediados de la próxima semana, cuando está prevista una reunión del comité asesor de la FDA en materia de vacunas.

Con Reuters, EFE y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente