Evolución semanal: las regiones que más y menos rápido están vacunando contra el coronavirus en España

Redacción Noticias
·2 min de lectura

Es, desde la última semana del 2020, el foco de la noticia. Tras el comienzo del suministro de las dosis de la vacuna de Pfizer por parte del Gobierno a las autoridades autónomas pasada la Navidad, el calendario de vacunación contra la Covid-19 se ha puesto oficialmente en marcha y los primeros datos ofrecidos por las diferentes consejerías regionales de Salud reflejan una situación un tanto preocupante: muchas de estas autonomías no están siendo de momento capaces de hacer frente con suficiente capacidad a la logística sanitaria que supone un proceso de tal magnitud, en gran parte debido a la falta de personal de enfermería, aunque la progresión comienza a ser positiva.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tal y como reflejan los datos, Asturias es, hasta el momento, la región que mayor porcentaje de dosis recibidas (un 75%) ha suministrado a la población, seguida de Melilla (67%), y en contraste con Cantabria (20%), Madrid (14%) y Extremadura (22%), que siguen ofreciendo datos pobres, aunque han mejorado ligeramente en varios puntos los de la primera semana

El progreso es un hecho, aunque todavía queda mucho trecho por recorrer: los datos del jueves pasado reflejaban un 27% de las dosis suministradas. Esta semana, ese porcentaje ha crecido hasta un 37%. Destacables son los datos de Aragón, que ha pasado de un 15% a un 42%, de Melilla, que ha pasado de un 27% a un 67%, de Cataluña (de un 14% a un 32%) y de Castilla La Mancha ( de un 11% a un 35%). En general, exceptuando Madrid, la mayoría se ha puesto las pilas.

España recibe cada semana una remesa de 360.000 dosis, aunque en estos primeros siete días, que han coincido con los festivos por la Navidad, la campaña de vacunación no se ha desarrollado con la rapidez prevista.

Trabajadores sanitarios hacen cola para vacunarse en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona  (Photo by Josep LAGO / AFP) (Photo by JOSEP LAGO/AFP via Getty Images)
Trabajadores sanitarios hacen cola para vacunarse en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona (Photo by Josep LAGO / AFP) (Photo by JOSEP LAGO/AFP via Getty Images)

El Gobierno ha reconocido este viernes que los datos de la pandemia son malos y que nos esperan "semanas duras" por eso ha insistido en la importancia de seguir de forma estricta las medidas marcadas por las comunidades y ha destacado la importancia de la vacunación para que haya más vacunados que contagiados: "Hay que vacunar y vacunar".

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha destacado la importancia de la vacunación y ha considerado que el ritmo de administración de las vacunas todavía tiene que mejorar pero está cogiendo una "velocidad aceptable".

Para el Ejecutivo esta cuestión es determinante par derrotar al virus y alcanzar la inmunización colectiva, de forma que para el verano se haya vacunado al 70 % de la población.