El enigma resuelto de los 57 tripulantes contagiados de Covid-19 en un barco que llevaba 35 días en alta mar

·8 min de lectura
Etchizen Maru
Etchizen Maru

El contagio de coronavirus de al menos 57 de los 61 tripulantes de un buque pesquero que llevaba 35 días en alta mar en el extremo sur de Argentina desató la semana pasada un rompecabezas para las autoridades sanitarias del país latinoamericano que no ha podido ser clarificado hasta pasados varios días después, tras una investigación realizada en profundidad para dilucidar cómo se originó el brote.

"Se está trabajando fuertemente en la investigación de este brote", subrayaba la semana pasada la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, en un reporte sanitario matutino diario en Buenos Aires, ante la incógnita por la aparición de estos casos tantos días después de haber partido de tierra firme ya que la enfermedad no suele cursar un período tan prolongado de incubación.

Los tripulantes fueron sometidos a test serológicos cuantitativos para "realizar una línea de tiempo que permita saber más o menos los días de contagio que llevan los pacientes".

35 días sin tocar puertos

El barco pesquero "Echicen Maru" operaba en altamar cuando algunos de sus tripulantes presentaron síntomas de la covid-19, lo que activó el protocolo sanitario y el buque debió regresar al puerto de Ushuaia, de donde había partido 35 días antes.

El buque fue aislado en un muelle y sus tripulantes fueron examinados a bordo por un equipo sanitario.

Dos de los infectados fueron hospitalizados y han precisado de asistencia respiratoria, mientras que el resto de los tripulantes, en su gran mayoría asintomáticos o con síntomas muy leves, permanecieron aislados en el barco.

"Para nosotros era muy poco probable esta infección", reconoció la ministra de Salud, que informó que la Prefectura Naval Argentina y los funcionarios de sanidad de frontera abrieron sendas investigaciones sobre el buque pesquero, al margen del análisis epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias.

Di Giglio detalló que la tripulación llegó por vía aérea a Tierra del Fuego y que "previo a subir al avión todos tenían una prueba de PCR negativa, luego realizaron 14 días de aislamiento en un hotel en la ciudad de Ushuaia y después subieron a la embarcación permaneciendo siempre en altamar y no teniendo contacto con ningún puerto".

Las hipótesis

Contagios en cascada: En este escenario, el responsable del contagio habría sido uno de los tripulantes, quien con síntomas leves pudo haber transmitido el virus SARS-CoV-2 a otro, generando un efecto derrame o cascada.

El punto más débil que presentaba esta hipótesis es la alta tasa de positividad que dieron los test de PCR cuando los marineros regresaron el fin de semana a Ushuaia. "Si se tratara de un contagio en cascada no deberían ser 57 los que están transitando el virus ahora, deberían ser muchos menos, ya que el tiempo que dura el paso del virus tiene un máximo de 14 días", analizó una de las fuentes consultadas.

Contagio en el cambio de la mitad de la tripulación: "El seis de junio cambió la mitad de la tripulación, subieron 34 personas y quedó el resto. Lo que puede haber sucedido es que haya quedado un paciente enfermo en el barco, y que haya contagiado solo a uno de los 34 que subieron, lo que sería muy extraño, y que ese haya tenido un período de incubación de 20 días y recién se manifestara el virus y comenzara a contagiar a los otros hace 10 días", dijo el investigador.

Este escenario es verosímil, ya que en algunas publicaciones científicas internacionales se lograron identificar períodos de incubación de hasta 21 días en China, donde tuvo origen la pandemia.

Algunos expertos consultados consideran que la respuesta podría ser una conjunción de la hipótesis uno y dos: es decir, una persona con un período de incubación por encima de la media que comenzó contagiando a pocas personas hasta que el virus se propagó por todo el buque Echizen Maru.

La tercera hipótesis, que comenzó a ser descartada en los últimos minutos por la Prefectura Argentina, es que la embarcación hubiese tenido contacto con algún otro buque en los días que estuvo en alta mar y, en ese intercambio, se hubiese propagado el virus.

Sin embargo, en declaraciones a la prensa local y según fuentes gubernamentales consultadas por este medio, el GPS del Echizen Maru muestra que no tuvo contactos con otras embarcaciones.

Para poder tratar de dilucidar el misterio, los investigadores contaron con una nueva herramienta, que es el resultado de los testeos serológicos que se le hicieron a los 61 tripulantes del buque. "Con ese resultado vamos a poder saber si alguno de los dos que dio negativo al PCR ya tuvo el virusy se curó. Entonces, ese podría ser el caso cero, o uno de los primeros en haber contraído el virus", indicó una autoridad sanitaria provincial antes de conocer los resultados.

El desenlace

Días después de la noticia, y según el "Análisis de la situación del brote de SARS-CoV-2, identificado y confirmado en el buque pesquero Echizen Maru, fue una cadena de contagios asintomáticos u oligosintomáticos, es decir con síntomas leves, la que habría derivado en el brote que infectó a todos los tripulantes.

En el documento de seis páginas, se incluye un análisis y las recomendaciones para evitar una situación similar en alguna otra embarcación.

"Se realizó análisis de todos los datos disponibles a la fecha obtenidos por el aporte de las entrevistas realizadas a los pacientes (tripulantes) y los datos de las fichas de notificación epidemiológica. Posteriormente se realizaron simulaciones con los tiempos y los datos recabados, para intentar dar una respuesta a las hipótesis planteadas", detallaron en el inicio del texto los expertos epidemiólogos fueguinos.

Luego explicaron cuánto tiempo llevaban en contacto con el virus SARS-CoV-2 los marineros, basándose en el resultado de los exámenes de laboratorio, tanto de la técnica de biología molecular PCR (siglas en inglés de "Reacción en Cadena de la Polimerasa") como de los test rápidos, o pruebas serológicas, para medir e identificar anticuerpos contra el coronavirus.

De los 61 marineros, solo 51 tuvieron síntomas, y sobre estos se pude determinar que: seis tienen al menos de 10 a 21 días de evolución; 41 no menos de 21 días de evolución; uno sugiere al menos 7 a 10 días de evolución; y tres no menos de 21 días de evolución.

En el reporte se explica que una vez que se detectaron casos sintomáticos se produjeron dos picos de contagios: "El día 27 y 28 de junio (3 y 7 casos), y entre el 1° a 3 de julio (4, 7 y 6)".

Basándose en todos estos datos se elaboraron 10 hipótesis y una conclusión. "Para todas las hipótesis se calcularon tiempos de incubación y de enfermedad menos favorables, y se realizaron propuestas de combinación de situaciones para incrementar la posibilidad de que cada hipótesis tenga una factibilidad. Todas las presentadas cumplen la finalidad de abarcar la totalidad de las situaciones posibles, aportar datos a favor o en contra, y llegar de esta manera a una conclusión y en caso de ser posible emitir una recomendación para evitar futuros casos similares", escribieron desde el COE fueguino.

Según esa hipótesis lo que sucedió fue que durante la estancia de 48 horas en Buenos Aires, antes de viajar a Ushuaia, el aislamiento "se hizo en un hotel que estaba siendo utilizado para el aislamiento de personas diagnosticadas de Covid-19, y el ingreso y egreso de personal médico y de personas que llegaban en ambulancia era permanente".

"Durante este tiempo en este hotel, si bien ellos mantuvieron su aislamiento en habitaciones, tuvieron circulación por espacios comunes del hotel y ascensores, y realizaban las comidas en un salón comedor, que si bien no tenían contacto directo con el resto de la gente aislada en dicho hotel, desconocen el movimiento que pudo haber", detallaron, y agregaron: "Referencian los pacientes que no recibieron instrucciones adicionales sobre accionar preventivo y precautorio".

Una de las claves de esta hipótesis fue que dos marineros no cumplieron esos dos días de aislamiento en el hotel. "Dos tripulantes que finalmente realizaron el vuelo a Ushuaia no se alojaron en dicho hotel durante las 48 horas. La relación con este punto es la presencia de dos tripulantes que presentaron síntomas previos al embarque (4 de junio cuadro gastrointestinal y 6 de junio cuadro de exantema cutáneo), lo que nos podría ubicar alrededor de 14 días hacia atrás desde este evento, momento en que los tripulantes se encontraban en la ciudad de Buenos Aires".

"El ingreso de SARS-CoV-2 a través de uno o más pacientes en estado asintomático u oligosintomático con posterior transmisión durante la marea actual podría ser la hipótesis más aplicable según lo identificado como el caso índice del 21 de junio, estando posiblemente relacionado con los eventos identificados como sospechosos del 4 y del 6 de junio", explicaron en el informe.

Al final del documento, como sugerencia, escribieron: "Para evitar nuevos eventos similares, para los espacios de confinamiento de este estilo que lleve a la convivencia de un grupo de personas en espacio favorable para la diseminación del virus y en los que se deba reasegurar el no ingreso de oligosintomáticos que generen esta instancia, se debería adicionar un examen de PCR SARS-CoV-2 posterior al tiempo de aislamiento preventivo de 14 días ya instaurado como habitual".

Con información de Agencias y La Nación

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente