La última barbaridad de los negacionistas en Estados Unidos es tremendamente peligrosa

·3 min de lectura
Donald Trump dándole al Betadine (imagen trucada vista en diariocritico.com).
Donald Trump dándole al Betadine (imagen trucada vista en diariocritico.com).

En lo referente a la respuesta de la población a las vacunas en los diferentes países occidentales, España está siendo todo un ejemplo. Tenemos una gran confianza en nuestro sistema público de salud y los grupos “antivacunas” no son especialmente fuertes en nuestra piel de toro. Así, en nuestro país sería prácticamente imposible ver declaraciones de algún político sugiriendo que tal vez “inyectar detergente” en el interior del cuerpo humano fuera una buena idea, como en su día hizo Donald Trump. ¡Y es que EEUU es diferente!

Por una vez está bien que no seamos nosotros quienes hagamos gala de aquel viejo eslogan turístico: “Spain is different”, y que sean los estadounidenses quienes estén dando la nota con ideas peregrinas como (preparaos para la última aberración de los antivacunas) que para curar o prevenir el Covid-19 lo mejor es hacer gárgaras con Betadine.

En efecto, este popular antiséptico (cuyo principio activo es el yodo) es altamente tóxico si se ingiere, por algo se emplea exclusivamente por vía tópica, pero como digo el sentido común parece en ocasiones saltar por la ventana, especialmente si unos supuestos médicos suben vídeos en tailandés recomendando hacer gárgaras con este desinfectante.

El furor por el empleo inadecuado del Betadine ha sido tal, que los fabricantes del fármaco se han visto obligados a publicar una nota aclaratoria en su página web:

No. El uso de Betadine Bucal es recomendable solo para el alivio temporal de irritaciones dolorosas en la garganta. No se ha demostrado que el uso de productos basados en el antiséptico Betadine sean efectivos para el tratamiento o prevención del Covid-19 ni de cualquier otro virus.

De hecho, cualquier doctor te dirá que tomar yodo oralmente no es bueno y que existen varios riesgos si uno se aventura a hacerlo. Entre los posibles problemas que puede provocar ingerir Betadine están las náuseas, trastornos sanguíneos, anormalidades en el tiroides, acidosis, fallos renales, y en algunos casos incluso puede ser mortal. Por tanto cualquier persona que trague una cantidad importante de este fármaco debería acudir rápidamente a un centro médico para ser tratado por posible envenenamiento.

Creo que existe una trama liberal para ver el nivel de estupidez de los antivacunas. ¿Betadine?

Obviamente, en Twitter el último “remedio” para la Covid-19 ideado por los antivacunas está levantando una oleada de comentarios jocosos. Algunos incluso parece apoyar la idea de que los “covidiotas” ingieran betadine, para que la selección natural postulada por Darwin haga su trabajo. Por desgracia, el Betadine se ha unido a la lista de otros remedios que no fueron tales contra la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2, entre los que ya figuraban la hidroxicloroquina, ivermectin, lejía y el remdesivir. ¡Cualquier cosa antes que aceptar que las vacunas funcionan!

Y es que como dice el usuario de twitter @professorsan “parece qué necesitamos desesperadamente una cura para la estupidez".

Esta última idea si que va a ser complicada, porque como decía el bueno de Einstein: "Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana". 

También te puede interesar: El mensaje tranquilizador para los que temen efectos futuros de la vacuna contra la covid

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente