Tras el Covid-19, 'América Latina mira al futuro' luchando contra viejos demonios

Un grupo de investigadores, académicos, políticos y dirigentes de organizaciones internacionales han unido esfuerzos para ofrecer una reflexión acerca de los desafíos para América Latina y el Caribe tras la pandemia. La publicación 'Nueva Revista de política, Cultura y Arte', con el título 'América Latina, mirar al futuro' recoge esas reflexiones. Gaspard Estrada, politólogo y director ejecutivo del Observatorio Político de América Latina y el Caribe, OPALC, del Instituto de Ciencias Políticas.

‘América Latina mirar al futuro’ está dividida en cuatro grandes apartados. Se podría decir que son las cuatro patas de un subcontinente cuyas características son la inestabilidad, la desigualdad, la insatisfacción y la búsqueda de nuevas alternativas.

"Esta publicación muestra una situación complicada después de la pandemia, con un escenario de desafíos institucionales fuertes con ‘democracias fatigadas’, como lo dice Manuel Alcántara, uno de los autores de la publicación", comenta Estrada.

Las luchas sociales ponen a Latinoamérica en la vanguardia

Una región que también tiene desafíos "con el poder civil, el poder militar. Pero también una nueva generación de líderes, que es lo que explico en el primer capítulo, que traen una nueva agenda fruto de movimientos sociales, de movilizaciones populares y que contribuye a poner a América Latina adelante en algunos debates".

"Pienso por ejemplo en el tema de la despenalización del aborto, que ha avanzado en América Latina cuando vemos que en Estados Unidos ese debate está retrocediendo. Creo que la situación no es muy mala pero sí hay desafíos muy grandes, en particular en el tema de la desigualdad", agrega.

Dos elementos aparecen en forma recurrente en las doce contribuciones que forman la revista: la necesidad de un nuevo contrato social y la de imaginar un nuevo modelo de desarrollo, que no es lo mismo que crecimiento.

Para Gaspard Estrada, una pista viable es "construir mayorías políticas, coaliciones que permitan avanzar en un cierto número de temas que son imprescindibles, como la reforma fiscal".

Luchar contra la concentración de la renta

¿Cómo hacer para que la región progresivamente vea descender sus índices de desigualdad, y contribuir a que la economía funcione de una mejor manera?, plantea la publicación. "Cuando la renta está demasiado concentrada eso inhibe la productividad y el desarrollo económico. Y para ello hay que construir mayorías políticas y el mundo académico tiene que salir un poco de su torre de marfil y buscar a la sociedad para alertar sobre esos temas. Y este también es uno de los objetivos de esta publicación", dice.

Otro tema esencial que destaca la revista es la necesidad de reconectar a la sociedad con la élite política y económica: "Un buen ejemplo de ello es lo que sucede en Chile, país que en los años noventa y dos mil era vendido como un modelo de crecimiento incluyente, pero lo vimos desde antes de la pandemia con una serie de protestas, insatisfacción muy fuerte de la sociedad, y ahora con un nuevo líder, una convención constituyente que está ahí pero enfrenta muchos desafíos. Entonces, creo hay que seguir eso con mucha atención, pero también con una perspectiva positiva a futuro".

El espejismo de los indicadores de pobreza

El autor Diego Sánchez Ancochea recuerda que, de los veinte países más desiguales del mundo, diez son latinoamericanos: Brasil, Colombia, Panamá, Ecuador, México, incluso Costa Rica. La desigualdad es "fundamentalmente un problema político derivado de la interacción entre las élites y el entramado institucional".

Sánchez Ancochea insiste en que las medidas que se tomen para combatir la desigualdad tienen que tener un impacto en el tiempo. "En los años 2000 se pudo pensar que la región mejoraba sus indicadores, sea de pobreza, pero también de desigualdad, y lo que vimos la década siguiente es que estos avances fueron muy rápidamente reversibles y se perdió mucho. Y con la pandemia todavía más".

El nuevo protagonismo de los militares

Otra temática que vertebra los análisis es el papel que las Fuerzas Armadas están teniendo, elaborado por Rut Diamint. Esta autora recuerda que tras el período sombrío de las dictaduras militares que asolaron la región, las FF. AA. habían quedado relegadas. Y ahora han vuelto con renovados bríos. En Brasil, Jair Bolsonaro nombró ministros a varios militares. En 2019, muchos países recurrieron al Ejército para aplastar las protestas y restablecer el orden (Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras).

"Y esto no sólo se observa en gobiernos de extrema derecha como el de Bolsonaro, apunta Gaspard Estrada. Hablamos también de gobiernos de izquierda, como el de López Obrador. Las prerrogativas que se han dado a los militares no han dejado de aumentar. En México, el Ejército fue el que construyó el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, está a cargo de los puertos, está a cargo de varias obras públicas y por ende se plantea la no pertinencia de este aumento de las prerrogativas de los militares en actividades civiles."

"Sobre todo que va completamente en contra del discurso de López Obrador cuando era candidato a la presidencia; el hecho de cambiar la política de lucha contra el narcotráfico, que era uno de sus ejes de campaña dio pie a una gran continuidad en las políticas públicas contra el crimen organizado y que infelizmente han sido un fracaso en México, pero también en Colombia y en el resto de América Latina, lo que plantea que se tiene que cambiar el eje de lucha contra el crimen organizado, y me parece que hay que perderle el miedo a decirlo claramente", advierte el coordinador de la revista 'América Latina, mirar al futuro'.

Rut Diamint pone de relieve un transición incompleta de los Ministerios de Defensa, "que si bien han pasado por adecuaciones en la transición de gobiernos militares a civiles, en el fondo la estructuración de los ministerios no ha evolucionado realmente, sigue habiendo un componente militar muy fuerte, lo cual también impide la modernización de las fuerzas armadas a nuevos desafíos, nuevas tareas, en un contexto en el cual también el mundo está cambiando y en el que las fuerzas armadas latinoamericanas no se han actualizado suficientemente."

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente