El coste global por importar alimentos subirá en 2017 pese a buen suministro

Uno de los muelles de contenedores del puerto de Bilbao. EFE/Archivo

Roma, 9 nov (EFE).- La factura global por importar alimentos subirá este año un 6 %, hasta los 1.413 billones de dólares (unos 1.200 billones de euros), a pesar del buen suministro de alimentos básicos en los mercados.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) indicó hoy en un informe que el coste de esas importaciones alcanzará el segundo nivel más alto de la serie histórica, tras el máximo de 2014.

"Las facturas más altas no se traducen necesariamente en más alimentos ya que el coste de importación se ha disparado", dijo en una nota el economista de la agencia Adam Prakash.

Influyen el aumento de las tarifas por el transporte de mercancías, la fuerte demanda internacional y los precios más estables de la mayoría de los productos básicos alimentarios.

Esa factura alimentaria es especialmente preocupante en los países menos desarrollados, que podrían ver incrementar este año el gasto un 10 % respecto a 2016 y entre los que se incluyen algunos situados en África subsahariana.

Esos países tendrán que destinar más recursos para suplir su déficit de alimentos, sobre todo en el caso de los cereales, apuntó la FAO, que consideró que allí la producción local no ha sido suficiente para contener el coste en importaciones.

A nivel general, la producción mundial de trigo en 2017 estará por debajo de los niveles históricos del año pasado, si bien habrá una importante oferta y las reservas crecerán por quinta temporada consecutiva.

La FAO también estima que la producción de cereales secundarios como el maíz será de récord y el suministro de arroz seguirá siendo mayor a la cantidad que se utiliza, a pesar de algunos episodios meteorológicos adversos.

El mercado del aceite mantendrá este año una producción estable, al tiempo que aumentarán la de carne y la de lácteos, según las previsiones.

Además, todos los productos pesqueros se han encarecido ante el aumento de la demanda como consecuencia de la mejora de la economía global, lo que ha compensado de sobra el incremento de la oferta.

El informe hace alusión especial al creciente intercambio de frutas tropicales como los mangos, las piñas, los aguacates y las papayas, que juntas sumarán este año exportaciones por valor de 10.000 millones de dólares (unos 8.620 millones de euros).

Unas ventas al exterior fomentadas por las últimas innovaciones para distribuirlas, los acuerdos comerciales firmados, el aumento de la población y el cambio de los gustos de los consumidores con más poder adquisitivo.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines