Costarricenses visitan a la Virgen de los Ángeles tras dos años de pandemia

·3 min de lectura

Cartago (Costa Rica), 2 ago (EFE).- Miles de personas celebran este martes el día de la Virgen de los Ángeles, patrona de Costa Rica, con una peregrinación que se volvió a realizar después de dos años de suspensión debido a la pandemia de la covid-19.

Las puertas de la Basílica de los Ángeles, situada en la ciudad de Cartago (centro), abrieron de nuevo este año para los fieles que caminaron hasta cientos de kilómetros para agradecer milagros concedidos, pedir favores o simplemente mostrar su amor por "la negrita", como le llaman de cariño a la patrona católica del país.

La tradición religiosa indica que el 2 de agosto de 1635 una imagen de 18 centímetros de una madre morena con un niño en brazos y esculpida en jade se apareció a la niña indígena Juana Pereira en una roca.

La niña llevó la imagen a su casa en varias ocasiones, pero esta volvía a aparecer sobre la misma piedra, lo que fue considerado como una señal divina por los sacerdotes de la época, quienes decidieron construir en el sitio una iglesia que en la actualidad es la Basílica de los Ángeles.

Cada 1 de agosto los fieles comienzan a llegar en grandes cantidades a la basílica, situada en la ciudad de Cartago, unos 25 kilómetros al este de San José, mientras el 2 de agosto, día de la Virgen de los Ángeles, se llevan a cabo celebraciones religiosas.

Muchos fieles comienzan a caminar desde días o semanas antes para recorres largas distancias, mientras que la gran mayoría comienza su caminata en San José con rumbo a la ciudad de Cartago, en un recorrido de unos 20 kilómetros.

Al llegar a la iglesia los creyentes ingresan hincados y orando, como es el caso de Carmen Guzmán, una sobreviviente de cáncer de mama que agradece a la virgen haber superado la enfermedad.

"Yo creo mucho en la negrita, ella hace milagros y yo soy una prueba viviente. Es reconfortante que después de dos años podamos volver a hacer la romería para venir a agradecerle a ella todo el amor que nos da", expresó Guzmán, vecina de San José.

Los festejos de este 2 de agosto incluyen una misa a la que acudieron, como es costumbre, altos funcionarios de los poderes del Estado, pero en esta ocasión el presidente del país, Rodrigo Chaves, no pudo asistir debido a que se encuentra enfermo de gripe AH1N1, según informó la Casa Presidencial.

El mensaje de la iglesia estuvo a cargo del obispo de la ciudad de Alajuela, Bartolomé Buigues, quien afirmó que la sociedad está atravesando un crisis moral y de valores, además de una ambiental, educativa y social, ante lo que llamó a todos a actuar.

"No cedamos a la dictadura del relativismo, nuestros principios no están en venta. Es necesaria una regeneración ética que nos lleve a recuperar nuestros valores genuinos, es necesario restaurar la memoria y retomar la riqueza espiritual y humana de nuestra tradición", manifestó Buigues.

El sacerdote también criticó el aborto, la eutanasia, la educación sexual que, a su juicio, favorece "la anarquía de los instintos", así como la "negación de la base biológica en la realidad sexual cediendo a clichés antojadizos de las corriente sociales".

Buiges también alertó de que "hay un proyecto de trasformación cultural, de reingeniería social que pretende cambiar los paradigmas éticos y sustituir el orden social" y que "hasta los derechos humanos son objeto de manipulación convirtiéndose en instrumento de dominación ideológica".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente