Costa Rica se prepara para hacer frente al inicio de la temporada de incendios forestales

Cifras del el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) revelan que durante la temporada de incendios forestales de 2019, Costa Rica registró una afectación de 2.520 hectáreas dentro de las Áreas Silvestres Protegidas, para un incremento de 995 hectáreas en comparación al registro de área afectada en la temporada 2018 (1.525 hectáreas). EFE/Archivo

San José, 14 ene. (EFE).- Costa Rica se prepara frente a la temporada de incendios forestales con acciones operativas de alerta temprana y vigilancia permanente, informó este martes el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

El coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sinac, Luis Diego Román, expresó en unas declaraciones a los medios que la temporada oficial inicia este miércoles 15 de enero.

Sin embargo, desde el pasado mes de diciembre, en gran parte del territorio nacional inició el período de desecación de la vegetación y con ello la presencia de quemas, lo que podría aumentar la cantidad de incendios.

“Los meses de marzo y abril, son los más críticos para la ocurrencia de incendios forestales, porque se tienen las condiciones idóneas para un incremento en el número y magnitud de los posibles incendios forestales debido al alto estado de desecación de la vegetación y las condiciones habituales de la época seca como fuertes vientos, alta temperatura y baja humedad relativa", afirmó Román.

Datos oficiales indican que en las dos primeras semanas del presente año la institución ya ha atendido tres incendios fuera de las Áreas Silvestres Protegidas.

Según las autoridades, el país cada año tendrá temporadas más críticas debido a los efectos del cambio climático, que modifica la estructura y condiciones de desecación de la vegetación y propicia una facilidad para que puedan arder.

Además, hay muchas áreas que no se han visto afectadas por incendios forestales y tienen una gran acumulación de biomasa.

El SINAC destacó que para hacerle frente a estas condiciones implementará un sistema de alerta permanente, fortalecerá las acciones operativas de alerta temprana, realizará una detección diaria mediante el uso de imágenes de satélites, activará las torres de vigilancia permanentes y puestos temporales, así como los patrullajes terrestres y aéreos.

Costa Rica contará con 950 personas capacitadas, equipadas y entrenadas como bomberos forestales a nivel de funcionarios, tanto voluntarios y como contratados, quienes serán los encargados de ejecutar acciones de prevención a nivel nacional.

Las autoridades pidieron a la población no realizar quemas en lotes baldíos, ni hacer fogatas en Áreas Silvestres Protegidas, además de nunca utilizar el fuego ante la presencia de fuertes vientos.

Cifras del SINAC revelan que durante la temporada de incendios forestales de 2019, Costa Rica registró una afectación de 2.520 hectáreas dentro de las Áreas Silvestres Protegidas, para un incremento de 995 hectáreas en comparación al registro de área afectada en la temporada 2018 (1.525 hectáreas).

Las causas por las cuales iniciaron los incendios fueron las quemas agropecuarias y de pastos (41 %), el cambio de uso del suelo (27 %), vandalismo, venganza y actividades de caza (26 %), mientras que el restante fue por causas accidentales.