El gran apoyo de la madrina Cospedal del que ahora reniega Pablo Casado

·3 min de lectura

La Audiencia Nacional imputaba este 2 de junio a María Dolores de Cospedal, exministra de Defensa y número dos del Partido Popular entre 2008 y 2018, y a su marido, Ignacio López del Hierro, para interrogarles por su supuesta implicación en el presunto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, trama que ha sido bautizada como operación Kitchen.

La imputación de Cospedal ha hecho revivir el fantasma de la corrupción en el PP, que parecía haber quedado en el olvido, justo cuando los populares atravesaban un momento de optimismo tras el gran resultado de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid y los datos de las últimas encuestas, que les sitúan por delante del PSOE.

María Dolores de Cospedal saliendo del Congreso de los Diputados tras acudir a la Comisión de Investigación por el caso Kitchen pese a que su comparecencia del 2 de junio fue suspendida. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press / Getty Images).
María Dolores de Cospedal saliendo del Congreso de los Diputados tras acudir a la Comisión de Investigación por el caso Kitchen pese a que su comparecencia del 2 de junio fue suspendida. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press / Getty Images).

Sin embargo, esta noticia podría haber hecho daño a Pablo Casado, que continúa su estrategia de alejarse de los escándalos de corrupción del pasado de su partido y en las horas posteriores a que se conociera la imputación de Cospedal guardó un absoluto silencio sobre el tema y dejó que fueran sus portavoces nacionales los que hablaran con los medios. “Mientras no haya sentencia condenatoria, Cospedal es inocente”, declaró José Luis Martínez-Almeida. En la misma línea se expresó Pablo Montesinos, que pidió “respetar la presunción de inocencia”.

Cospedal intentó ser la sucesora de Mariano Rajoy tras la marcha de este después de la moción de censura de Pedro Sánchez y se presentó al Congreso del PP de julio de 2018, pero en la primera vuelta de las primeras solo pudo ser tercera por detrás de Soraya Sáenz de Santamaría y de Casado.

Al no contar con los apoyos suficientes, formó un frente común con Casado para evitar que la ganadora fuera la exvicepresidenta, con la que mantenía una importante rivalidad.

Pablo Casado y María Dolores de Cospedal junto a Javier Maroto cuando coincidieron en el Comité Ejecutivo del PP. (Foto: Cesar Manso / Getty Images).
Pablo Casado y María Dolores de Cospedal junto a Javier Maroto cuando coincidieron en el Comité Ejecutivo del PP. (Foto: Cesar Manso / Getty Images).

El apoyo de Cospedal a Casado arrastró igualmente a otros exministros populares y a varios miembros de la cúpula del PP y esos votos fueron fundamentales para derrotar a Sáenz de Santamaría.

Casado agradeció el apoyo que le había brindado la antigua secretaria general de su partido colocando a personas de su confianza en la nueva cúpula del PP, como Isabel García Tejerina, Dolors Montserrat o Vicente Tirado. Casado se mantuvo en un primero momento en el Comité Ejecutivo, pero renunció después de que salieran a la luz las grabaciones de los encuentros que mantuvo con el comisario José Manuel Villarejo.

En un principio se aferró a su escaño, pero en el Congreso de los Diputados, pero acabó renunciando también unos días más tarde pese a que Casado, en deuda con ella por el favor que le había brindado, nunca se lo pidió. De hecho, la defendió públicamente después de que aparecieran las grabaciones. “He hablado con ella y lo que puedo decir es que en todo momento ha dado explicaciones y no ha mentido”, declaró.

Pablo Casado junto al portavoz nacional del PP José Luis Martínez-Almeida. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press / Getty Images).
Pablo Casado junto al portavoz nacional del PP José Luis Martínez-Almeida. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press / Getty Images).

Tres años después de aquello, la reacción del presidente del PP en las horas posteriores a la imputación de Cospedal ha sido la de guardar silencio e intentar distanciarse de la antigua cúpula de su partido. Como decíamos solo han hablado los portavoces nacionales y fuentes internas de la formación aseguran que son asuntos del pasado.

EN VÍDEO | Alberto Garzón, a Rajoy: "Su Gobierno ha sido un éxito, pero para los privilegiados"

Más historias que te pueden interesar: