Cory Booker dice que no debería descartarse la impugnación de Kavanaugh

DES MOINES, Iowa (Estados Unidos) — Cory Booker, senador por Nueva Jersey, dijo el domingo que la posibilidad de impugnar al juez de la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, no debería descartarse si los demócratas se hacen con el poder en una de las cámaras del Congreso en las elecciones de mitad de mandato que se celebrarán el próximo mes. Kavanaugh fue confirmado el sábado en una votación ajustada que tuvo lugar tras un proceso contencioso que incluyó varias acusaciones de agresión sexual.

Otros demócratas han planteado la posibilidad de impugnar a Kavanaugh a raíz de las acusaciones de perjurio vertidas sobre él por su declaración en el Comité Judicial del Senado, del que Booker forma parte. En las noticias han aparecido citadas personas conocidas que contradicen el testimonio de Kavanaugh sobre su comportamiento cuando era joven y han salido a la luz pruebas que ponen en cuestión algunas de sus afirmaciones sobre la época en la que estuvo en el gobierno de George W. Bush, pero Kavanaugh insiste en que dijo la verdad. Para que haya impugnación, los demócratas deberían ganar la mayoría en la Cámara de Representantes y controlar el comité judicial de esa cámara. En ese caso, el asunto sería tratado en el Senado.

El senador Cory Booker interviene durante la Gala Anual de Otoño del Partido Demócrata celebrada el sábado en Des Moines, Iowa (Foto: Charlie Neibergall / AP).

“La realidad es que, en este momento, los republicanos controlan la Cámara de Representantes y el Senado, y no hay forma de hacer siquiera una investigación a menos que cambiemos la situación en una de las cámaras. Así que creo que antes de centrarse en las preguntas sobre si lo que decía era verdad ante un comité del Senado, hay que centrarse en la urgencia del trabajo en los próximos 30 días, y es en eso en lo que me centro”, dijo Booker.

Booker habló con Yahoo en Iowa, donde está apareciendo en varios actos de campaña de los candidatos demócratas al Congreso. Dijo que está trabajando para ayudar a asegurar una mayoría demócrata. Después de las elecciones de mitad de mandato, dijo Booker, el partido pensará cuáles deberían ser sus prioridades.

“Creo que debemos empezar a evaluar… qué es lo mejor para nosotros en términos de qué es mejor para Estados Unidos y para el pueblo estadounidense cuando las cosas se calmen en la noche del 6”, dijo Booker.

El énfasis de Booker en las elecciones de mitad de mandato tuvo eco en un discurso que pronunció en la gala de otoño del Partido Demócrata de Iowa después de que su llegada al estado se retrasara por la votación en el Senado sobre Kavanaugh. En esa intervención, Booker dio una nota de esperanza e instó a los demócratas que están “enfadados” y “molestos” a que se “mantengan fieles”. También advirtió a los miembros del partido del peligro de “quedar atrapados en un estado de agitación sedentaria” y les instó a “no esperar a la esperanza, sino a ser la esperanza”. En uno de sus llamamientos a votar en las urnas, Booker se refirió a comentarios que hizo el presidente Trump la semana pasada en los que se burlaba de una de las mujeres que acusaron a Kavanaugh, la doctora Christine Blasey Ford.

Cory Booker y su compañera demócrata Kamala Harris, de California, escuchan el testimonio de Christine Blasey Ford ante la Comité Judicial del Senado (Foto: Tom Williams / CQ Roll Call / Pool / Getty Images).

“No nos identificamos con un presidente que se burla de una heroína como es la doctora Blasey Ford. No nos identificamos con un presidente que no cree a las mujeres. ¡Nos vamos a identificar cuando este estado diga, no solo creemos a las mujeres, sino que las elegimos!”, dijo Booker.

El número de votos necesarios para la impugnación es muy alto y a lo largo de toda la historia solo le ha ocurrido una vez a un juez de la Corte Suprema. La impugnación requiere el voto de la Cámara de Representantes. Si hay una mayoría de representantes que votan a favor de la impugnación, el Senado celebra un juicio para evaluar los cargos. La condena y la destitución del cargo requieren una mayoría absoluta de 67 votos en el Senado.

Los demócratas tienen grandes posibilidades de hacerse con la mayoría en la Cámara de Representantes en las elecciones de mitad de mandato. El representante por Nueva York, Jerrold Nadler, quien probablemente se convertiría en presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes si los demócratas tienen una mayoría, ha dicho que apoya la idea de investigar a Kavanaugh por perjurio, lo que podría iniciar un proceso de juicio político. Sin embargo, los demócratas tienen muchas menos posibilidades de controlar el Senado, y no hay forma de que lleguen a los 67 escaños.

Las acusaciones de perjurio contra Kavanaugh se basan en tres cosas: su negación de todas las acusaciones de agresión sexual impuestas contra él, sus afirmaciones acerca del alcoholismo cuando era joven y la evidencia de que mintió estando bajo juramento durante las audiencias previas.

Durante su declaración en la Corte Suprema, en la que estaba sometido a juramento bajo pena de perjurio, Kavanaugh dijo que “nunca se desmayó” cuando era joven y bebía alcohol. Desde entonces, varias personas que conocieron a Kavanaugh en la universidad han salido a decir que fueron testigos de que Kavanaugh “se emborrachaba”.

Las acusaciones de perjurio vertidas sobre Kavanaugh salieron a la luz a raíz de unos correos electrónicos de la época en la que trabajaba en el equipo del presidente George W. Bush en la Casa Blanca, los cuales fueron publicados durante el proceso de la Corte Suprema. Esos mensajes indican que Kavanaugh recibió comunicaciones sobre estrategia del Partido Demócrata que habían sido robados a principios de los 2000. En las audiencias celebradas en 2004 y 2006 cuando Kavanaugh fue nominado para ser juez federal, negó haber recibido esas comunicaciones.

El candidato a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, testifica ante el Comité Judicial del Senado el jueves pasado (Foto: Saul Loeb / Pool / AP).

La Casa Blanca autorizó al FBI a que investigue las acusaciones de agresión sexual después de que el líder republicano del Comité Judicial del Senado lo solicitara. La Casa Blanca limitó el alcance de la investigación e insistió en que debe ser completada en siete días; el FBI finalmente la terminó en cinco días.

Los republicanos han dicho que la investigación del FBI es una exculpación total. Booker, quien leyó el informe completo del FBI, dijo que la investigación era insatisfactoria.

“Creo que fue una farsa porque el FBI fue limitado en su investigación. Había tantas cosas, incluso en el puñado de entrevistas que hicieron, que habrían motivado a los investigadores a hacer más preguntas, a entrevistar a más gente”, dijo Booker. “Claramente el FBI estaba severamente limitado en el alcance de su investigación de una forma que deshonra a las sobrevivientes que lo hicieron público”.

Booker señaló que el FBI no entrevistó a “varias personas” mencionadas por Deborah Ramírez, una de las mujeres que acusó a Kavanaugh, para corroborar sus afirmaciones de que Kavanaugh se sobrepasó con ella cuando eran estudiantes en Yale. Booker dijo que había “ciertas cosas que el FBI podría haber investigado fácilmente para ver si mentía sobre su conducta en el pasado”.

Dijo que apoyaba una investigación más amplia sobre Kavanaugh.

“Si existen pruebas concluyentes que muestren de forma inequívoca que mintió al comité del Senado, eso es un delito, y debe responsabilizarse por sus actos delictivos”, dijo Booker.

Booker ha hecho apariciones de campaña por todo el país durante este ciclo electoral. Sin embargo, Iowa tiene una importancia especial en tanto estado presidencial principal en las primarias, y esa fue la primera visita de Booker durante ese ciclo. La presencia de Booker ahí dio pie a especulaciones sobre la posibilidad de que estuviera organizando una candidatura para la Casa Blanca en 2020. Yahoo News preguntó a Booker si apoyaría la reelección del último candidato del presidente Barack Obama para la Corte Suprema, Merrick Garland, quien fue bloqueado por los republicanos. Booker restó importancia a la pregunta sobre la política presidencial.

“Es una hipótesis especulativa”, dijo Booker. “Ni siquiera puedo comprometerme a ello. La realidad es que yo soy el senador por Nueva Jersey. A 30 días de las elecciones, me centro en el trabajo que tenemos por delante”.

Hunter Walker