Las cortinas con mini paneles solares para reducir la factura de la luz

Una panel solar en una casa en Alemania en una imagen de archivo.
Una panel solar en una casa en Alemania en una imagen de archivo.

Una panel solar en una casa en Alemania en una imagen de archivo.

La crisis energética ha golpeado con fuerza, sobre todo tras el inicio de la invasión rusa en Ucrania. Por ello, con el invierno a las puertas, muchos hogares están ya buscando alternativas para abaratar la factura de la luz.

Para ello, unos investigadores de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, han presentado un invento que podría revolucionar la forma en la que el los textiles y la tecnología se unen: un tejido con paneles solares con los que se podrían cargar los dispositivos de forma sostenible y asequible.

Cortinas, toldos, mochilas o chaquetas donde acumular energía solar y poder usarla para, por ejemplo, cargar los auriculares inalámbricos. Esta realidad está cada vez más cerca.

El proyecto está liderado por el doctor Theodore Hughes-Riley, autor principal, quien ha explicado que han “combinado técnicas de tejido establecidas desde hace mucho tiempo con tecnología moderna para crear productos futuros que pueden cambiar las percepciones de las personas sobre la ropa y la electrónica”.

Este tejido cuenta con más de mil celdas repartidas y ocultas entre los hilos entrelazados, dando como resultado una tela con un relieve curioso pero tan flexible como una prenda de algodón, según aseguran los creadores.

Además, esas diminutas celdas solares miden solo cinco milímetros de largo y 1,5 de ancho. Son tan pequeños que, según sus creadores, el usuario no los percibe.

“El material que hemos desarrollado, a todos los efectos, tiene el mismo aspecto y comportamiento que cualquier textil normal, ya que puede arrugarse y lavarse en una lavadora”, explican. Y aclaran que es posible lavarlo a 40 °C sin dañarse.

Esto se ha logrado porque las celdas están hechas de silicio y están protegidas con una resina de polímero resistente al agua. Por ahora, sin embargo, el proceso de fabricación del tejido manual. El trozo creado mide 51 centímetros por 27 centímetros, pero si se consiguiese hacer de forma automática, se podrían alcanzar dimensiones más grandes en menos tiempo.

Con solo ese trozo de tela del tamaño de un paño de cocina, los investigadores han conseguido que se recoja “una potencia de salida de 335,3 mWatts [milivatios]con 0,86 de luz solar y hasta 394 mWatts con 1,0 de luz solar”. Aunque esto no sería suficiente para cargar rápidamente un móvil, podría ser el principio de un proyecto que en un futuro podría abaratar la factura de la luz.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR