Corte Suprema argentina respalda a Buenos Aires en disputa con la presidencia por clases presenciales

·2 min de lectura
"La Ciudad de Buenos Aires y las provincias pueden regular la apertura de las escuelas (...), priorizando la apertura y la reanudación de las clases presenciales", señala el fallo de la Corte Suprema

La Corte Suprema de Justicia de Argentina respaldó este martes la autonomía de la ciudad de Buenos Aires para decidir sobre las medidas sanitarias contra el covid-19, en una disputa con el gobierno federal sobre la suspensión de las clases presenciales en el área metropolitana.

Con el voto de cuatro de sus cinco jueces (uno se abstuvo) la Corte hizo lugar a la demanda presentada por la alcaldía de Buenos Aires y consideró que un decreto del presidente de centro-izquierda Alberto Fernández que ordenaba volver a las clases remotas en la capital argentina y su periferia viola la autonomía de la Capital Federal.

"La Ciudad de Buenos Aires y las provincias pueden regular la apertura de las escuelas (...), priorizando la apertura y la reanudación de las clases presenciales", determinó el alto tribunal.

Fernández deploró la decisión. "Me apena ver la decrepitud del derecho convertido en sentencias. Voy a cuidar la salud de los argentinos por más que escriban muchas hojas de sentencias", dijo en un acto al anunciar un plan para reforzar la conectividad en escuelas.

La vicepresidenta Cristina Kirchner también cuestionó el fallo y recordó que los magistrados trabajan en forma remota por resguardo al covid-19.

El 18 de abril, ante un aumento exponencial de casos de covid-19, Fernández decretó, entre otras medidas, la suspensión de clases presenciales por 15 días para reducir la circulación de personas en el área metropolitana de Buenos Aires, que comprende a la ciudad de Buenos Aires y su periferia, donde residen 15 millones de personas, sobre una población total de 45 millones.

El alcalde opositor de centro-derecha Horacio Rodríguez Larreta presentó un amparo en lo que atañe a la capital. Pero en la periferia, que pertenece a la provincia de Buenos Aires, el gobernador oficialista Axel Kicillof adhirió a la suspensión de clases presenciales.

La Corte sostuvo que "el Estado Nacional sólo puede regular el ejercicio del derecho a la educación de modo concurrente con las Provincias, estableciendo las bases, pero no puede, normalmente, sustituirlas, ni decidir de modo autónomo apartándose del régimen legal vigente".

El viernes pasado el presidente prorrogó el decreto hasta el 21 de mayo. Rodríguez Larreta impulsó mantener la presencialidad en los niveles de preescolar y primario y una modalidad mixta en secundario.

La respuesta fue una huelga docente con alta adhesión en escuelas públicas.

La reducción de la circulación en el área metropolitana de Buenos Aires ha logrado frenar el aumento diario de contagios pese a que el promedio diario es superior a 16.000 casos, con más de 500 muertes. Argentina suma más de tres millones de casos y casi 65.000 decesos.

La ocupación en terapias intensivas en la ciudad de Buenos Aires alcanzó 82% este martes.

ls-sa/nn/rsr