Corte Suprema de EEUU apoya a estudiante en caso de libertad de expresión

·2 min de lectura
La Suprema Corte de EEUU dictaminó que la publicación de mensajes ofensivos en redes sociales por una animadora adolescente estaba protegida por las reglas de libertad de expresión

La Suprema Corte de Estados Unidos dictaminó el miércoles que la publicación de un mensaje ofensivo en una red social por parte de una estudiante adolescente estaba protegida por las reglas de libertad de expresión.

Ocho de los nueve magistrados de la alta corte consideraron que el liceo no tenía justificación para sancionar a la estudiante Brandy Levy por un mensaje en Snapchat posteado estando fuera de los límites del colegio.

Sin embargo, el fallo subraya que los centros de estudios pueden sancionar ciertos discursos pronunciados fuera de sus muros, por ejemplo en casos de acoso o amenazas, un matiz clave en la era de las redes sociales.

"A veces es necesario proteger lo superfluo para preservar lo necesario", escribió el tribunal.

Levy fue suspendida como porrista durante un año tras publicar la imagen de su dedo medio y malas palabras un sábado de 2017, cuando tenía 14 años, mientras estaba fuera de su escuela secundaria en Mahanoy City, Pensilvania.

"A la mierda el colegio a la mierda el softball a la mierda animar a la mierda todo", había escrito en el post.

"Me postulé para el equipo universitario de porristas pero no lo logré, así que estaba bastante molesta", dijo Levy a la ACLU, la poderosa asociación de derechos civiles que la representó en la corte.

El caso puede parecer frívolo, pero toca el tema clave de la libertad de expresión de los jóvenes y el derecho a luchar contra el acoso en línea.

"El interés de la escuela secundaria en enseñar buenos modales no es suficiente, en este caso, para superar el interés en la libertad de expresión", dijo la Corte Suprema.

Las escuelas públicas son "guarderías de la democracia" y es necesario fomentar el intercambio de ideas, incluso las "impopulares", según el dictamen.

En 1969, la Corte Suprema autorizó a los estudiantes a usar brazaletes negros en oposición a la Guerra de Vietnam, pero aclaró que un discurso perturbador podía ser castigado.

Sin embargo, en el caso de Levy, el alto tribunal no encontró evidencia de una "perturbación sustancial" de la actividad escolar suficiente para limitar la expresión.

Levy saludó el fallo y consideró que su escuela había ido demasiado lejos. "Estaba frustrada, tenía 14 años y expresé mi frustración como lo hacen los adolescentes hoy", dijo en un comunicado.

"Nunca me imaginé que un simple snap se convertiría en un caso de la Corte Suprema, pero estoy orgullosa de que mi familia y yo defendiéramos los derechos de millones de estudiantes de escuelas públicas", agregó.

chp/jm/ec/yow/ll

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente