El Corte Inglés viste los esports

·2 min de lectura
Los MAD Lions vestidos con marcas de El Corte Inglés. (Photo: EL CORTE INGLÉS)
Los MAD Lions vestidos con marcas de El Corte Inglés. (Photo: EL CORTE INGLÉS)

Hay que ser joven —o no tanto— para saber lo que son y la importancia de los esports. Yo los descubrí con la presentación mundial del club de Ibai Llanos y Piqué que participa en la Superliga de League of Legends (LoL).Lo cierto es que el negocio de los equipos que disputan esta competición virtual es sencillamente espectacular.

El Corte Inglés, empresa icónica como ninguna del retail español, se ha lanzado a vestir su primer equipo español de esta categoría. Los jugadores y el cuerpo técnico de MAD Lions llevarán prendas de las marcas Easy Wear, Green Coast y Emidio Tucci para celebrar sus dos recientes victorias consecutivas en el campeonato europeo de LoL.

Los MAD Lions nacieron en 2017 y es el único club español que compite actualmente a nivel internacional en League of Legends, el juego más relevante de esports a nivel global. En sus cuatro años de historia, se ha convertido en uno de los equipos más destacados de la industria, tanto en España como a nivel internacional. Sus dos recientes victorias le sitúan como tercer gran club de la historia de Europa y consolidan su posición como mejor equipo europeo de cara a la competición mundial, que se celebrará en Islandia en octubre, y al que solo acuden tres equipos europeos.

Los esports están viviendo un momento álgido y el fenómeno ha cobrado aún más relevancia en este último año con la pandemia y con miles de jovencitos en sus casas tirados en el sofá conectados a una cámara virtual. Esta especialidad deportiva registró unas cifras de audiencia de casi 500 millones a nivel mundial en 2020 y un crecimiento sostenido en los últimos años de un 8% de media, similar a las estimaciones para los próximos años, con la previsión de alcanzar los 577,2 millones de espectadores en 2024.

El Corte Inglés en pleno revival ha convertido este 2021 en el “año de las oportunidades”, adquiriendo firmas tan relevantes en materia de supermercados de lujo como Sánchez Romero o su diversificación en nuevos mercados que tienen que ver con el sector inmobiliario, la telefonía o las alarmas. Cada vez se parece más al sueño que un día tuvo Charles Henry Harrod —“En mis almacenes se puede comprar cualquier cosa”— y que se hizo realidad con los hermanos Fayed décadas después de su fundación en un barrio de Londres.

Si algo distingue a El Corte Inglés, además de ser un ‘termómetro’ de la situación económica y del ánimo consumista de España, es su capacidad de reinventarse para liderar su sector. Cuando parecía que los grandes centros comerciales habían pasado de moda y que el comercio online amenazaba con su viabilidad, la compañía se reinventa sin prisa pero sin pausa.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

MÁS DE PILAR GARCÍA DE LA GRANJA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente