La prenda más controvertida del armario femenino está de vuelta

·4 min de lectura

En el final del 2021 (y seguramente también el comienzo del 2022) el corsé tiene un espacio de honor reservado para él. Parece mentira que en tiempos en los que seguimos conquistando libertades sea una prenda opresora la que triunfe pero ya se sabe que la moda es, además de caprichosa, contradictoria en muchas ocasiones. Y eso que en este caso no se presenta como un símbolo de presión sino simplemente como una evolución del hecho de que la lencería haya ido transformándose hasta tal punto que ya no se oculta sino que ha pasado a ser llevada a la vista. 

Del mismo modo que bodys y sujetadores han pasado a ser compañeros perfectos de trajes, pantalones de talle alto y hasta de vaqueros, las piezas propias de la corsetería también merecían su reconocimiento y por fin se lo han ganado.

Las pasarelas venían tiempo avisándonos del poder arrasador de esta tendencia -Chloé y Vera Wang son solo dos de las firmas que apostaron por él en sus desfiles- y ahora, a juzgar por lo que se puede ver en las tiendas que todas tenemos a mano no cabe ninguna duda de que su regreso es imparable. 

MILAN, ITALY - SEPTEMBER 23: Elizabeth Sulcer, wearing a white top, white suit and white bag, poses ahead of the Max Mara fashion show during the Milan Fashion Week - Spring / Summer 2022 on September 23, 2021 in Milan, Italy. (Photo by Claudio Lavenia/Getty Images)
MILAN, ITALY - SEPTEMBER 23: Elizabeth Sulcer, wearing a white top, white suit and white bag, poses ahead of the Max Mara fashion show during the Milan Fashion Week - Spring / Summer 2022 on September 23, 2021 in Milan, Italy. (Photo by Claudio Lavenia/Getty Images)

El principal motivo de su reciente éxito radica en que, aunque su sensualidad vaya intrínseca, ya no tiene connotaciones fetichistas. Su logro ha sido el de democratizarlo tanto a golpe de diseño como de formas de uso.

Sobre lo primero sobra decir que, pese a las múltiples reinterpretaciones que se han hecho, su esencia se mantiene intacta. Porque a veces ni siquiera son corsés en si mismos sino que son prendas clásicas como jerséis o camisas que beben de la estética del bustier gracias al inteligente uso de las copas, las costuras y las ballenas estratégicamente colocadas. Y, sobre lo segundo, que los códigos que antes parecían estar escritos sobre esta pieza ligada al universo lencero se han esfumado. 

CANNES, FRANCE - JULY 10: Bella Hadid attends the Dior dinner during the 74th annual Cannes Film Festival on July 10, 2021 in Cannes, France. (Photo by Arnold Jerocki/Getty Images for Dior)
CANNES, FRANCE - JULY 10: Bella Hadid attends the Dior dinner during the 74th annual Cannes Film Festival on July 10, 2021 in Cannes, France. (Photo by Arnold Jerocki/Getty Images for Dior)

Si quieres llevarlo de manera literal no fallarás, igual que no lo harás si lo llevas a modo de top con un vaquero al más puro estilo punk, como mencionábamos al inicio del artículo, como genial compañero de una blazer y un pantalón de pinzas. Eso sí, el aplauso más grande lo escucharás cuando lo descontextualices, te atrevas a salir de la zona de confort y recurras a él como un elemento más a tener en cuenta.

Olvídate de concebirlo como algo especial y deja que ejerza de capa exterior sobre una prenda tradicional porque tiene un efecto estilizador inesperado. Spoiler: sobre una camiseta o una camisa a modo de chaleco es invencible. 

LONDON, ENGLAND - OCTOBER 26:  Chloe Rose attends 4th & Reckless x Elsa Hosk campaign launch at Hide Restaurant on October 26, 2021 in London, England. (Photo by David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for 4th & Reckless)
LONDON, ENGLAND - OCTOBER 26: Chloe Rose attends 4th & Reckless x Elsa Hosk campaign launch at Hide Restaurant on October 26, 2021 in London, England. (Photo by David M. Benett/Dave Benett/Getty Images for 4th & Reckless)

Esta fórmula, que también ha recobrado vida tras el boom de los vestidos cut out que juegan con su patrón para cuerpos tipo reloj de arena, es un genial recurso desde hace tiempo sobre las alfombras rojas -solo en el último año han aparecido muestras de ello gracias a Dakota Johnson, Bella Hadid, Irina Shayk o Dua Lipa- y en el street style si tenemos en cuenta armario de otras insiders como Olivia Palermo que se mueven como pez en el agua en las calles. 

Por fin nos hemos dado cuenta de que enmarcar la figura en esta provocadora prenda nunca había sido tan fácil. Con los nuevos códigos que no se han escrito pero sí se han marcado, el corsé no ha dejado de ser sugerente pero sí que ha pasado a ser elegante y evocador al mismo tiempo sin ningún tipo de etiqueta budoir. Su magia permanece inquebrantable.

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente