Correa reafirma su confesión en el juicio de la Gürtel de Boadilla: "Hacía de 'lobby' y me aportaban comisión"

·2 min de lectura
Francisco Correa, líder de la trama Gürtel. (Photo: FERNANDO ALVARADO via AFP via Getty Images)
Francisco Correa, líder de la trama Gürtel. (Photo: FERNANDO ALVARADO via AFP via Getty Images)

Francisco Correa ha reconocido ante el juez una a una las irregularidades en el ayuntamiento de Boadilla del Monte que ya había reconocido en un escrito. El líder de la trama ‘Gürtel’ también ha descrito a preguntas del Ministerio Público la dinámica de adjudicaciones irregulares seguida en el municipio, dirigido en ésa época por Arturo González Panero, conocido como ‘El Albondiguilla’.

“Yo hacía de lobby y, si conseguíamos la adjudicación, me aportaban la comisión correspondiente”, ha detallado.

Correa, para el que la Fiscalía pide 76 años y siete meses de prisión, ha sido el primero de los acusados en declarar en el juicio que se sigue por los movimientos de la trama en el municipio madrileño. En la sesión de este miércoles, ha explicado que él era el encargado de canalizar el amaño de contratos con empresas consideradas amigas y de entregar el dinero a Panero. Este último, por su parte, se haría cargo de canalizar los pagos a los implicados en la trama.

“Salía a concurso una obra en el Ayuntamiento y yo, por mi relación con algunos empresarios, me contactaban y me decían estoy interesado. Yo, por la relación que tenía con ellos hacía de lobby y, si conseguíamos la adjudicación, me aportaban la comisión correspondiente”, ha detallado.

En ese trámite, Correa trataba de forma directa con el por entonces consejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda Tomás Martín Morales y con ‘El Albondiguilla’ para “intentar que la adjudicación fuera directa” al empresario que era el candidato que él mismo había ofrecido. “Si estaba dentro de las cualidades se adjudicaba, me aportaban el dinero y yo lo llevaba al Ayuntamiento”, ha añadido.

En el marco del interrogatorio, la abogada del Estado Rosa María Seoane le ha preguntado por el destino de los fondos conseguidos. El líder de la Gürtel ha indicado que “no los repatriaba”.

En respuesta a la representación del Ayuntamiento de Boadilla del Monte, ha negado haber intervenido en la planificación de pliegos por parte de las empresas candidatas a las adjudicaciones. Así, ha insistido en que él solo recibía llamadas para hacer “el lobby”.

En este sentido, ha negado haber mediado para fijar el monto de los contratos y ha subrayado que “los precios los fijaba el Ayuntamiento”. Preguntado si sabía cómo el alcalde González Panero se aseguraba de que el contrato fuera adjudicado, ha asegurado desconocer el “procedimiento interno”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente