Peanut, el robot que atiende a las personas en cuarentena por el coronavirus en un hotel chino

M. J. Arias
·2 min de lectura

Se llama Peanut, tiene forma de carrito de servicio con varias alturas, es autónomo y muy eficaz. En las últimas horas su existencia se ha vuelto viral gracias al trabajo que están haciendo estas unidades robóticas creadas por Keenon en medio de la crisis desatada por el coronavirus. En un hotel de Hangzhou, en China, este robot atiende a las personas aisladas en sus habitaciones llevándoles la comida.

Según cuenta China Xinhua News (@XHNews) y recogen varios medios nacionales e internacionales, en la ciudad de Hangzhou hay un hotel que se ha convertido en centro de cuarentena para más de 200 personas. Se trata de los pasajeros de un vuelo en el que viajaban personas procedentes de Wahun, epicentro del brote de coronavirus que tiene el jaque al país entero.

Por seguridad y hasta que se pueda comprobar que todas las personas que viajaban en el aparato están libres del virus, han sido trasladados y ubicados a este edificio de 16 plantas en el que se mantienen recluidos en sus habitaciones.

Para reducir a la mínima expresión el contacto humano y con ello la posibilidad de contagio, la labor de suministrarles la comida a estos huéspedes forzosos o cualquier otra cosa que necesiten le corresponde al robot Peanut, de Keenon.

Como se puede ver en el vídeo publicado por China Xinhua News en su perfil en Twitter, el dispositivo recorre el pasillo con las bandejas de comida y va avisando de que está llegando y de que si necesitan alguna otra cosas se lo hagan saber a los empleados del hotel a través del chat del que disponen para comunicarse.

Así venden en la web de la compañía Keenon su robot autónomo para el servicio. (Foto: Captura de la web de Keenon)
Así venden en la web de la compañía Keenon su robot autónomo para el servicio. (Foto: Captura de la web de Keenon)

Este robot es un modelo autónomo creado con fines de asistencia y esta equipado con sensores y radares para un movimiento seguro y eficaz. Además, cuenta con una tecnología que le permite hablar y comunicarse así con la persona a la que asiste.

En el caso de los aislados en este hotel, el hecho de ir anunciando su llegada facilita que las personas sepan que se acerca, abran la puerta, cojan su bandeja y vuelvan al interior de su habitación. Todo en cuestión de segundos evitando que todo el mundo esté en el pasillo esperando. Menor tiempo de contacto y exposición, menor riesgo de contagiarse del coronavirus.

Más noticias que te pueden interesar: