Coronavirus en Reino Unido: el reencuentro de una enfermera y sus hijas después de nueve semanas

LA NACION

Suzie Vaughn es una enfermera británica que tiene dos hijas: Hettie, de 7 años, y Bella, de 9. En tiempos de pandemia de coronavirus ella decidió trabajar el doble para asistir a los pacientes infectados con esa temible enfermedad que azota al mundo. Para ello, tomó la decisión de separarse por un tiempo de sus hijas, a quienes dejó al cuidado de su hermana.

IFE ANSES, 3 de junio: ¿quiénes cobran el bono hoy y cómo sigue el cronograma?

Ayer, y luego de nueve semanas de estar separada de sus pequeñas, Suzie y las niñas volvieron a encontrarse y el hecho quedó grabado en un video que recorre y conmueve al mundo.

La función de Suzie como trabajadora de la salud es la de asistencia a cirujanos en el Hospital Queen Elizabeth, en King's Lynn, condado de Norfolk, en Inglaterra. Pero a causa de la pandemia que golpea duramente al Reino Unido, fue reasignada a una sala de cuidados intensivos para atender a pacientes con Covid-19.

Para realizar su trabajo de manera consciente y preocupada por evitar el contagio con sus hijas, Suzie decidió llevarlas a casa de su hermana Charlotte, ubicada en la ciudad de Perterborough, a unos 60 kilómetros de distancia de King's Lynn.

Ayer, fue la misma Charlotte la que decidió subir a su cuenta de Twitter el emotivo reencuentro entre la madre y sus hijas. Allí se ve que Suzie se desliza silenciosamente por detrás de las niñas que están sentadas en un sillón y las sorprende diciendo apenas una palabra.

La alegría y la sorpresa de las niñas es inconmensurable y las tres se funden en un abrazo que muy pronto se volvió viral. El reencuentro recorrió el mundo de las redes como un mensaje de optimismo en medio de las noticias tristes que suele producir la pandemia.

En declaraciones al programa BBC Breakfast, Suzie habló de su sensaciones en el reencuentro: "Fue una sensación increíble, es muy difícil de describir. Pensé que mi corazón iba a estallar. Fue luminoso".

"Queria mantener a salvo a las chicas"

Suzie tiene 43 años, trabaja para el Sistema Nacional de Salud (NHS) y pasó incluso su propio cumpleaños lejos de sus niñas. Pero lo hizo para cuidarlas y para atender a los pacientes con mayor tranquilidad y disponibilidad. "Seguía pensando en las chicas, quería mantenerlas a salvo. Y pude dedicar más horas al trabajo y ayudar a los pacientes en el trabajo que lo necesitaban", dijo a la agencia AP.

"Habíamos dicho que solo iba a ser por un máximo de un mes, pero al principio de esto nadie sabía cómo iba a ser", agregó.

Además de ser trasladada a otra área del hospital, en mayor contacto con las personas afectadas por el Covid-19, ella misma decidió duplicar sus horas de trabajo para poder brindar mayor cobertura en el área de terapia intensiva en la que estaba. Así, pasó a trabajar 12 horas por día.

La mujer aseguró que fue increíble volver a ver a sus niñas, a las que "extrañaba terriblemente". "Volver a verlas fue un alivio. Espero que esta distancia no las afecte, pero los niños suelen ser bastante resistentes".

Suzie contó también que cuando las acostó, sus niñas le dijeron: "¿Estoy soñando, mamá, o estás aquí realmente?".

Suzie pasará la próxima semana con sus niñas antes de que ellas regresen a la escuela el próximo lunes, según informó la cadena británica ITV News.

"Todavía tenemos pacientes que ingresan con coronavirus, pero no es tan malo como antes, y ahora estoy completamente vestida con mi equipo de protección personal (EPP) cuando trato a un paciente de Covid", señaló.

Suzie agregó que espera que la gente siga siendo responsable en lo que respecta a las normas de la cuarentena."Hay muchas personas que hacen sacrificios, pero hasta que vos no lo experimentás, no valorás lo que es eso".

Finalmente, la enfermera deseó que la población pudiera pensar siempre en el bien de los demás personas, y que lo harían posiblemente si vieran a los pacientes "sufrir de la manera que yo tuve que verlos sufrir".