El coronavirus puede reducir hasta un 5 % los ingresos de los bancos europeos

Madrid, 19 mar (EFE).- Los bancos europeos podrían ver reducidos sus ingresos entre un 3 % y un 5 % si la pandemia de coronavirus se resuelve en dos o tres meses, recorte que alcanzaría los dos dígitos si la crisis se prolonga seis meses más, según un informe de la consultora Oliver Wyman.

El documento presenta hasta tres escenarios -que la pandemia se controle en dos o tres meses, en seis o en 12-, aunque para éste ultimo, el más "severo", ha eludido hacer una previsión específica.

Si el virus se controla en dos o tres meses, señala la consultora, es probable que el crecimiento económico se estabilice o se revierta, y que los bancos centrales (como ya hizo la Reserva Federal en Estados Unidos) reduzcan los tipos de interés.

En este contexto los bancos europeos experimentarían un descenso de sus ingresos de entre el 3 % y el 5 %, que subiría por encima de dos dígitos si se prolonga seis meses.

Si hacen falta seis meses para recuperar el control, la consultora prevé una desaceleración grave o una recesión limitada, que podría ser mundial si transcurren 12 meses.

La pandemia ha llegado en un momento de fragilidad de la economía global, altamente dependiente de la arquitectura financiera tras su estancamiento en el cuarto trimestre de 2019.

Los principales indicadores, como la confianza de las empresas, sugieren que más de la mitad de las compañías consideran que el virus representa una amenaza moderada o grave para sus negocios, prosigue el informe.

Frente a esto, y para minimizar riesgos, Oliver Wyman propone una serie de recomendaciones para las entidades, entre las que destaca dejar de lado la continuidad del negocio para hacer frente a la crisis y poner en marcha planes de contingencia específicamente diseñados para ello.

En función del ritmo al que avance el control del virus los bancos tendrán que ir mas allá de lo hecho hasta ahora, que se ha limitado a medidas puntuales para su plantilla, como limitar los viajes, cancelar eventos y reuniones o establecer periodos de cuarentena.

La consultora insta a las entidades a adoptar una actitud de claro apoyo a los clientes, con medidas como la ampliación de los plazos de crédito o la intensificación de los canales digitales, para evitar la saturación.

Asimismo, en colaboración con las autoridades, el sector debería ofrecer préstamos adicionales a las empresas o cambios en la política social, como en el pago de la indemnización por enfermedad, para apoyar el flujo de efectivo de las personas que se ausentan del trabajo por causa de fuerza mayor.

(c) Agencia EFE