Coronavirus: en la recta final hacia las elecciones, un tercer pico de infecciones se afianza en EE.UU.

LA NACION
·3 min de lectura

NUEVA YORK.- En Ohio, hay más personas hospitalizadas con coronavirus que en cualquier otro momento durante la pandemia. Dakota del Norte, que lidera en Estados Unidos lo casos de coronavirus per cápita, reportó más de 1000 casos ayer, el peor récord diario del estado hasta ahora. Y hasta el lunes pasado, 16 estados habían agregado más casos en la semana anterior que en cualquier otro tramo de siete días.

Después de semanas de propagación y advertencias en ciertas áreas, un tercer aumento de infecciones por coronavirus se ha afianzado firmemente en gran parte de Estados Unidos, cuando faltan menos dos semanas para las elecciones del 3 de noviembre próximo, en las que se enfrentarán el presidente Donald Trump y el candidato demócrata, Joe Biden.

La última ola, que se está produciendo con mayor intensidad en el Medio Oeste y el Oeste, pero que también se está extendiendo en otras áreas del país, amenaza con ser la peor de la pandemia hasta ahora.

"¡Oh, Dios, hay un terremoto!": la primera ministra de Islandia fue sorprendida por un sismo en una entrevista en vivo

Su llegada se produce en momentos en que el clima más frío obliga a la gente a entrar en casa, lo que crea un invierno agotador que pondrá a prueba la disciplina de muchos estadounidenses que se han cansado de usar tapabocas y rechazar invitaciones para ver a familiares y amigos. Durante la última semana, el país ha promediado alrededor de 59.000 casos nuevos por día, la mayor cantidad desde principios de agosto. El total diario pronto podría superar los 75.687, un récord previamente establecido el 16 de julio.

El alto recuento de casos, que hasta ahora no se ha traducido en un aumento de las muertes, refleja en parte un aumento de las pruebas. Con aproximadamente un millón de personas sometidas a pruebas durante muchos días, el país está obteniendo una imagen mucho más precisa de la extensión del virus que en la primavera.

Pero también hay que tener en cuenta otro factor: las hospitalizaciones, la imagen más precisa de cuántas personas están gravemente enfermas por el virus, están aumentando en todo el país, lo que preocupa a muchos funcionarios de salud pública. Un aumento en las muertes tiende a quedarse atrás de un aumento en los casos. Y las muertes están aumentando en algunos lugares: las autoridades en Wisconsin informaron 36 el martes, un récord de un solo día.

Coronavirus: los países que, como la Argentina, empezaron bien, pero hoy sufren una pesadilla por la pandemia

Las muertes entre los pacientes hospitalizados también se han reducido, al 7,6% desde el 25,6% en la primavera, según un estudio. Eso puede deberse a que hay mejores tratamientos disponibles y los pacientes son más jóvenes y tienen mejor salud en promedio que los de la primera ola.

Aún así, el doctor Michael Osterholm, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota, ofreció recientemente una advertencia ominosa: con el aumento de las infecciones y la erosión del cumplimiento, dijo, "las próximas seis a 12 semanas serán las más oscuras de toda la pandemia".

El aumento de casos se da en la recta final de la campaña hacia las elecciones. Mañana, Trump y Biden sostendrán el último debate antes de los comicios.

The New York Times