¿Qué ocurrió en estos seis países para volver a implantar restricciones por el coronavirus cuando ya creían superado el peligro?

Javier Taeño
·5 min de lectura

Tras más de dos meses de confinamiento por el coronavirus, España y otros países del mundo llevan algunas semanas en la fase de desescalada, en la que se pretende una vuelta paulatina a la normalidad sin que haya nuevos brotes de contagio. En función del impacto que ha tenido esta primera ola de infecciones, las distintas naciones siguen una u otra estrategia en la apertura de comercios, restaurantes o escuelas.

Pero al ser un virus nuevo no hay certezas en la manera de aplicar de la forma más efectiva esta relajación de las medidas, por lo que es la experiencia de estos días la que va marcando si se continúa la desescalada. También puede ocurrir lo contrario y que los países tengan que volver atrás e imponer nuevamente restricciones tras haber suavizado sus confinamientos. Es lo que ha ocurrido ya en al menos seis estados del mundo, que están poniendo de relieve la dificultad para controlar la pandemia.

La crisis del coronavirus ha puesto a prueba los sistemas sanitarios de los países. (Photo by DeFodi Images via Getty Images)
La crisis del coronavirus ha puesto a prueba los sistemas sanitarios de los países. (Photo by DeFodi Images via Getty Images)

China

Al originarse el brote en la ciudad de Wuhan, China ha ido siempre un paso por delante que el resto del planeta. El confinamiento se produjo antes y las medidas de desescalada también. Cuando Wuhan empezaba a volver a la normalidad, a principios del mes de abril, casi todo el resto del planeta estaba en confinamiento total.

En todo el tiempo desde el comienzo de la pandemia, el gigante asiático ha tenido que ir adaptándose a las circunstancias según iban evolucionando los datos. Cada nuevo repunte de contagios era seguido muy de cerca para dar marcha atrás si era necesario.

El 23 de marzo se permitió la reapertura de los cines en el país, pero solo cinco días después se dio marcha atrás. El 28 de marzo se les anunció a los habitantes de Wuhan que podían abandonar sus hogares, pero finalmente la decisión se retrasó hasta el 8 de abril.

Durante 35 días, la región no ha reportado ningún caso diario, pero el pasado 11 de mayo se contabilizaron seis. La cifra aún es pequeña para pensar en un nuevo confinamiento, pero el país quiere hacerle test a los 14 millones de habitantes.

Test masivos en Wuhan para impedir nuevos brotes. (Photo by HECTOR RETAMAL/AFP via Getty Images)
Test masivos en Wuhan para impedir nuevos brotes. (Photo by HECTOR RETAMAL/AFP via Getty Images)

Alemania

Entre los grandes países europeos Alemania ha sido la excepción. Su capacidad temprana de realización de test ha provocado que la epidemia estuviera bajo control la mayor parte del tiempo y que fallecieran muchas menos personas por la enfermedad que en España, Italia, Francia o Reino Unido.

Aunque los alemanes se han tenido que enfrentar a medidas restrictivas, no ha llegado a haber un confinamiento como en el resto de vecinos. Tras la reapertura de algunas escuelas y comercios, el 8 de mayo saltó la alarma en los estados de Renania del Norte-Westfalia y Schleswig-Holstein después de un aumento de los contagios en varios centros locales de envasado de carne.

Las nuevas medidas de contención se han aplicado en estos lugares y se han centrado en la limitación de movimientos públicos y la realización de test para todos los trabajadores de estas plantas.

Paso atrás en algunos lugares de Alemania por el virus. (Photo by Carsten Rehder/picture alliance via Getty Images)
Paso atrás en algunos lugares de Alemania por el virus. (Photo by Carsten Rehder/picture alliance via Getty Images)

Corea del Sur

El país asiático está considerado como un ejemplo mundial en la contención de la pandemia, ya que consiguió doblar rápidamente la curva gracias a la realización masiva de test y al seguimiento. Sin embargo, el pasado 11 de mayo reportó un nuevo brote.

Tras mantener una decena de casos durante días, el 9 de mayo saltaron a 34, lo que obligó a las autoridades a rastrear su origen. Se trataba de un único barrio de Seúl, Itaewon, famoso por sus clubes nocturnos. La decisión gubernamental fue cerrar nuevamente bares y clubes de la capital y retrasar la reapertura de las escuelas.

Evolución de los casos en Corea del Sur (Worldometers.info).
Evolución de los casos en Corea del Sur (Worldometers.info).

Irán

El país persa fue uno de los más afectados por la pandemia en el mes de marzo, pero desde principios de abril empezó a notificar menos contagios, lo que ayudó al relajamiento de las medidas a mediados de mes, pese a que todavía el país estaba notificando unos 1.000 casos diarios.

La presión por la grave situación económica provocó una decisión que quizás fuese errónea viéndola en perspectiva. Y es que desde principios de mayo ha habido un repunte en los contagios que ha hecho que las autoridades decreten el cierre de la provincia de Juzestán.

Repunte en los casos en Irán (Worldometers.info)
Repunte en los casos en Irán (Worldometers.info)

Líbano

El país no ha sufrido excesivamente la crisis del coronavirus (menos de 1.000 casos y 26 muertes a día 18 de mayo), pero también ha tenido que dar marcha atrás en su desconfinamiento por los rebrotes. Tras varias semanas con menos de una decena de casos diarios, Líbano implantó medidas de relajamiento, pero el resultado no ha sido el esperado y se ha producido un repunte de los contagios, con un pico de 36 infectados el 10 de mayo.

Como consecuencia, el día 13 impuso un nuevo confinamiento que volvía a cerrar bares y restaurantes y solo dejaba abiertos supermercados y farmacias.

Líbano ha vuelto a las restricciones tras el aumento de casos. (Photo by PATRICK BAZ/AFP via Getty Images)
Líbano ha vuelto a las restricciones tras el aumento de casos. (Photo by PATRICK BAZ/AFP via Getty Images)

Arabia Saudí

Tras casi un mes de confinamiento, Arabia Saudí decidió relajar las medidas con el comienzo del Ramadán, el pasado 24 de abril. Además de permitir las salidas, se reabrieron algunas tiendas y comercios, lo que ha tenido mucho efecto en las cifras de contagios.

En las últimas semanas, las cifras se han disparado, hasta alcanzar casi los 3.000 contagios diarios. La decisión del país es imponer un nuevo confinamiento tras el final del Ramadán el 23 de mayo para intentar frenar una curva que va en aumento.

Evolución creciente de los casos en Arabia Saudí (Worldometers.info).
Evolución creciente de los casos en Arabia Saudí (Worldometers.info).

Más historias que te pueden interesar: