El coronavirus ya olvidado de cuya primera muerte y alarma se cumplen en breve nueve años

·3 min de lectura

Conocida como síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS) y detectada por primera vez en 2012, esta enfermedad vírica creó alarma a nivel mundial, pero sobre todo en Arabia Saudí, país que sufrió más sus efectos y donde causó más contagiados y fallecidos. Allí fue donde se localizó la primera muerte de una persona por este coronavirus (ahora casi olvidado) en junio de aquel año.

El MERS afectó especialmente a Arabia Saudí provocando varios centenares de muertos.(Foto: Getty Images)
El MERS afectó especialmente a Arabia Saudí provocando varios centenares de muertos.(Foto: Getty Images)

Las primeras noticias sobre el descubrimiento de este virus tuvieron lugar en el segundo semestre de 2012. Fue en septiembre de aquel año cuando el doctor Ali Mohamed Zaki logró aislarlo e identificarlo al estudiar las muestras extraídas de un paciente de 60 años en Arabia Saudí. Ese mismo mes, el 25 de septiembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaba que estaba estudiando este nuevo coronavirus decretando la alerta en todos los países miembros.

Aquel paciente cero falleció como consecuencia del MERS por una insuficiencia renal aguda y con un cuadro de neumonía aguda. Dos de los síntomas asociados al contagio por esa nueva variedad de coronavirus que en su día se comparó con el SARS, cuya propagación a nivel mundial tuvo lugar en 2003. 

En 2015, la BBC recogía el temor por la llegada del MERS a Asia dos años después de haber sido detectado por primera vez. Para entonces, ya había habido casos, a lo largo de 2013, en Reino Unido, Francia, Túnez y EEUU. En España, el primer contagio se detectó en noviembre de ese año en una mujer que había viajado a Arabia Saudí.

Según los datos de la OMS, que pueden consultarse en su web, aquel coronavirus ha alcanzado a 27 países habiéndose registrado el 80% de los casos en Arabia Saudí. Sin duda, un virus con una capacidad de contagio y letalidad menor al actual coronavirus, que ha provocado millones de muertes y tiene sumido a todo el planeta en estado de alarma desde hace más de un año. 

En su descripción de qué es el MERS, actualizad en enero de 2019, la OMS explica que se trata de “una enfermedad respiratoria vírica causada por un coronavirus (el MERS-CoV) que se identificó por vez primera en Arabia Saudita en 2012” y añade que “los coronavirus son una gran familia de virus que pueden causar enfermedades humanas que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo”.

En cuanto a los síntomas, es inevitable a la hora de leerlos relacionarlos con algunos de los muchos provocados por el COVID-19. “El cuadro típico del MERS consiste en fiebre, tos y/o disnea. La neumonía es frecuente. Sin embargo también hay algunos casos asintomáticos de infección por MERS-CoV. Asimismo, se han descrito síntomas gastrointestinales, como la diarrea.”, especifica la OMS.

Los casos más graves provocan insuficiencia respiratoria requiriendo el uso de ventilación mecánica e ingresos en la UCI afectando con mayor dureza a ancianos y personas con “sistemas inmunitarios debilitados o enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer o las neumopatías crónicas”.

La tasa de mortalidad del MERS-CoV se estableció en un 35%, aunque, puntualiza en su comunicado la autoridad sanitaria a nivel mundial, que al no detectarse asitomáticos el dato podría estar sobreestimado. El hecho de que, pese alarma que en su día provocó la irrupción de este coronavirus, su propagación fue menor y menos letal se debe a que “el MERS-CoV no se transmite fácilmente de persona a persona, a no ser en caso de contacto íntimo, como ocurre al atender a pacientes infectados sin adoptar medidas higiénicas estrictas”.

En uno de los últimos balances realizados por el citado organismo, se recogía que desde 2012 hasta el 30 de septiembre de 2019, el número total de infectados confirmados a la OMS ascendía a 2468. De esos casos, 851 habían terminado en muerte del paciente

EN VÍDEO | Reino Unido reabre la hostelería bajo techo y permite los abrazos entre conocidos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente