Oxígeno ionizado: cómo desinfectar el interior de tu vehículo durante la desescalada

Los especialistas en limpieza, desinfección e higienización de vehículos cuentan qué se puede hacer y que no para desinfectar el interior de tu vehículo, y nos explican las ventajas del oxígeno ionizado, el nuevo método del que todo el mundo habla

Los especialistas en limpieza, desinfección e higienización de vehículos nos cuentan cómo hacer una limpieza del interior del coche. (AdobeStock/Getty)

El interior de los coches puede convertirse en un microclima para la transmisión de virus respiratorios como el coronavirus; y más ahora que, debido al confinamiento que todos hemos tenido que realizar en nuestras casas por la pandemia del Covid-19, ha permanecido cerrado y sin ventilación durante mucho tiempo.

Inmersos ya en el ansiado momento de desescalada, ahora que se empieza a retomar la actividad, es totalmente imprescindible seguir siendo precavidos. Sobre todo, hay que tener en cuenta algunos consejos a la hora de utilizar nuestro coche para los desplazamientos permitidos dentro del Estado de Alarma.

Desde la DGT advierten de la importancia de mantener limpios y desinfectados nuestros vehículos ya que son espacios cerrados que podrían convertirse en un foco importante de contagios. (Foto: Getty)

El primero de ellos pasa por revisar algunos elementos como la presión de los neumáticos o el estado de la batería ya que el parón les ha podido afectar especialmente. El segundo consiste en extremar las precauciones cuando vayamos a una gasolinera o estación de servicio: los surtidores son lugares con numerosas bacterias y virus y para manipularlos lo mejor es hacerlo con unos guantes desechables.

Además, la Dirección General de Tráfico (DGT), de la mano de la cadena Euromaster, ha dado forma a una guía para que podamos llevar a cabo este proceso con seguridad, incidiendo en los cinco elementos a los que debemos prestar especial atención:

Si lo limpias tú necesitará una gamuza de microfibra impregnada del producto para repasar las partes más expuestas (salpicadero, volante, palanca de cambios y tiradores). Getty

Las cinco partes fundamentales

  1. Tirador de la puerta, palanca de cambios y volante. Es necesario limpiarlo a diario. No olvides hacerlo tanto al entrar del vehículo como cuando te bajes.

  2. Alfombrillas. Si son de tela, lo más aconsejable es usar un cepillo y pasar después el aspirador. Si son de goma, aplica un chorro de agua caliente a presión y un producto que mate los virus: lejía, agua con jabón, agua con alcohol, gel desinfectante…

  3. Salpicadero. Acostúmbrate a limpiarlo a menudo con gel desinfectante ya que es una fuente de polvo y suciedad. 

  4. Rejillas de ventilación. Utiliza un aspirador para evitar obstrucciones formadas por la acumulación de suciedad, polvo y bacterias.

  5. Ventanillas. Es recomendable lavarlas a menudo y llevar a cabo estos dos pasos: desinfectarlas con cualquiera de las soluciones que hemos mencionado y, posteriormente, pasar un trapo con un líquido limpiacristales.

Para los asientos, además del agua y jabón puedes ayudarte de un aspirador. Así también te llevarás todos los restos de suciedad que hayan quedado atrapados. Las “vaporetas” también son una excelente herramienta para la limpieza del coche. El vapor caliente limpia y elimina gérmenes. (Foto: Getty)

Desinfecta todos los elementos del coche

Pero además de repasar las partes que más tocamos como las manecillas de las puertas, tanto exteriores como interior, el volante o la caja de cambios, no hay que olvidarse de los mandos de los elevalunas, las piñas de la dirección, el equipo multimedia, el sistema de climatización o los espejos retrovisores; todo tiene que mantener una higiene estricta en estos momentos. Y no te olvides de los marcos de las puertas, el maletero, el cinturón de seguridad o la llave del vehículo. Todos estos elementos hay que limpiarlos y desinfectarlos de forma exhaustiva. Si vas a hacerlo tú mismo necesitarás un trapo antibacteriano o multifibra y una solución desinfectante (con 70% de alcohol y 30% de agua).

Aquí se concentran más microorganismo y patógenos

No obstante, los expertos advierten que limpiar el coche no solo significa volante, cambio de marchas y ventanillas, sino que en estos momentos el aire que se respira y los conductos de ventilación también pueden esconder bacterias.

De hecho, los especialistas en limpieza, desinfección e higienización de vehículos de Alvato indican que esta es una de las zonas donde se produce una mayor concentración de microorganismos que pueden resultar especialmente nocivos para la salud de las personas.

Evita utilizar productos como lejía y amoniaco

Algunas compañías ofrecen tratamientos con virucidas como Oxa Bacterdet Plus que, según publica La Vanguardia, se aplican con pistolas de aire comprimido que nebulizan el producto y hacen que las partículas expulsadas sean más pequeñas que si fueran rociadas con un pulverizador.

Pero los expertos de Midas tienen claro que para desinfectar nuestro coche de una manera segura lo mejor es utilizar la tecnología de oxígeno ionizado (en lugar de otras alternativas como el ozono o el vapor) y mantener, así, el interior del vehículo libre de bacterias y virus de forma rápida, inocua y asequible.

De hecho, la compañía recomienda evitar los productos de limpieza altamente químicos como la lejía y el amoniaco, ya que podría perjudicar el interior del vehículo además de ser tóxico para el ser humano. En contraposición, apuntan que lo más eficiente e inocuo es realizar esta desinfección con tecnologías como la de oxígeno ionizado de su sistema AirCare.

“No lleva ozono, va a través del oxígeno ionizado, por lo que mata todas las bacterias, hongos, etc…que pueda tener el coche en la tapicería, que muchas veces no se termina de desinfectar, y con estas maquinas van a poder matarse todos esos ácaros y estos virus”, ha explicado Benito Menor, gerente del taller de Midas en Ciudad Real.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que en el momento en el que activamos el aire acondicionado estamos dispersando no sólo las partículas de polvo y polen sino que la suciedad de los conductos sale al exterior del vehículo, depositándose en el ambiente del habitáculo.

Por esa razón, destacan la importancia de la desinfección profesional con sistemas de oxígeno ionizado para conseguir una limpieza profunda de todos los elementos y un vehículo completamente libre de virus. En este sentido, la tecnología AirCare ha sido testada en laboratorios para comprobar su eficiencia contra el Covid-19 y dispone ya de certificado de eficacia.

En qué consiste

La máquina recoge todo el aire del interior del vehículo, lo filtra y convierte el oxígeno en oxígeno cargado negativamente que expulsa para que recorra todo los conductos y el interior del habitáculo, eliminando todo tipo de virus, bacterias, hongos, etc

Desde Aldair Industrial Filtration corroboran las ventajas de este método que “elimina prácticamente el cien por cien todos los olores y agentes patógenos presentes en el habitáculo del vehículo y en sus conductos de ventilación”, tal y como explican en un exhaustivo informe en el que explican cómo actúa el equipo de Oxígeno Ionizado y resuelven las preguntas más frecuentes, además de aportar otras alternativas para purificar el coche.

Un simple proceso con el que se introduce una máquina en el interior del vehículo para hacer recircular el aire por la máquina, hasta 5 veces, donde es sometido a un campo eléctrico que genera lo que llamamos “aire energizado” que elimina hongos, bacterias y virus, como el coronavirus, sin utilizar ningún químico y, en consecuencia, sin dañar ningún componente del vehículo.

¿El objetivo? Mejorar la calidad de la ventilación

La tecnología de ionización utiliza tubos especializados que toman moléculas de oxígeno del aire y las convierten en átomos cargados que luego se agrupan alrededor de micropartículas, rodeando y desactivando sustancias nocivas como el moho en el aire, bacterias, alérgenos y, sí, virus como el actual Covid-19, según publica Business Insider.

De hecho, según cuenta Philip Tierno, profesor clínico de microbiología y patología en la Facultad de Medicina de la NYU, “la ionización es un método que se ha utilizado en la atención médica desde hace años para asegurar la calidad del aire y proteger a pacientes y profesionales.  Fue efectivo durante el brote de SARS de 2004así como los brotes más recientes de MERS y norovirus y varias cepas de influenza”.

Una tecnología popular en Europa que también se usa en hospitales como Johns Hopkins, Children's Hospital Boston y el Centro Médico de la Universidad de Maryland. “Estos conductos atrapan las gotas de aliento y a las partículas de polvo que pueden el transportar virus de persona a persona, ampliándolas para que queden atrapadas más fácilmente en los filtros. A la larga, este proceso "limpia" por completo el ambiente y evita transmisiones futuras”, añade el experto. De ahí que se haya extrapolado su uso a otros ámbitos como los automóviles.

Cada cuánto tiempo

Es recomendable que al menos tres o cuatro veces al año se realice una desinfección e higienización de los conductos de ventilación. Si antes este proceso se recomendaba hacerlo una o dos veces al año, normalmente en primavera y verano como meses más secos, con aparición en escena del coronavirus las medidas de limpieza han de ser más escrupulosas.

El oxígeno ionizado permite higienizar el sistema de ventilación y el interior del vehículo, de forma rápida, sin el uso de químicos y de manera inofensiva para la salud de las personas y el cuidado del medio ambiente. Esto se consigue a través de máquinas especializadas en crear átomos de oxígeno enriquecido destruyendo así las bacterias en cuestión de segundos.

Inocuo y respetuoso con el medioambiente

Además, al contrario que otras tecnologías como el ozono, la limpieza con sistemas de oxígeno ionizado como AirCare, es inocua con el medio ambiente y la salud, ya que se basa en la generación de aire energizado sometido a un campo eléctrico con el que se destruye molecularmente los microorganismos y olores de origen orgánico, sin generar residuos químicos y, por lo tanto, sin producir daños en el medio ambiente y las personas. Y es completamente inoloro.

Listo en 20 minutos

El proceso de desinfección con oxígeno ionizado se realiza en solo 20 minutos, y se puede disponer del coche tan pronto como haya terminado la desinfección, sin necesidad de ventilar el vehículo.

¿Conocías este método? ¿Has higienizado tu coche con otro tratamiento?

Más historias que pueden interesarte:

Gotitas de Flügge: las partículas que aumentan al fumar elevando el riesgo de contagio

Aire acondicionado: cómo hay que usarlo para reducir las posibilidades de contagio