El coronavirus no impide el tradicional recuerdo a "Gallito" en Las Ventas

Madrid, 16 may (EFE).- La plaza de toros de Las Ventas ha despertado momentáneamente del silencio en el que se encuentra inmersa tras la suspensión de la Feria de San Isidro por crisis sanitaria, y lo ha hecho para recordar a "Gallito" en el centenario de su muerte haciendo sonar por megafonía el pasodoble que lleva su nombre.

Un homenaje espontáneo llevado a cabo por el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid, que ha tenido el gesto de cambiar el tradicional minuto de silencio que cada año suele guardarse en esta fecha en tarde al finalizar el paseíllo de la corrida correspondiente a la Feria de San Isidro, por los acordes del pasodoble del riojano maestro Santiago Lope Gonzalo

Un tributo al "Rey de los toreros" distinto y a la vez original, también de gran emoción, pues impresiona ver la Monumental madrileña totalmente vacía y en un silencio sepulcral, alterado únicamente a las 19:00 horas exactas por los acordes de una pieza que, cada 16 de mayo, suele acompañar a los toreros desmonterados durante el paseíllo.

Un recuerdo que de siempre se le ha realizado a José Gómez Ortega en Madrid en el día de su fallecimiento y cada vez que ha habido corrida en ese día.

Durante la Feria de San Isidro, creada en 1947, siempre se ha guardado ese minuto de silencio excepto en los años 1987 y 1990 por la suspensión de ambos festejos a causa de la lluvia, y las únicas dos veces que una voz desde el tendido no despertaba los aplausos del respetable con el grito "¡Viva Gallito!.

(c) Agencia EFE