El coronavirus se ensaña con Bombay, sin camas y con las morgues llenas

1 / 3

El coronavirus se ensaña con Bombay, sin camas y con las morgues llenas

El sistema de salud de Bombay, la capital económica de India, está saturado por la pandemia de coronavirus. Las morgues están llenas, hay cadáveres abandonados en salas de hospitales, algunos pacientes tienen que compartir cama y el personal sanitario está agotado.

Con casi 17.000 casos confirmados de COVID-19, más del doble que en la capital, Nueva Delhi, esta ciudad de 18 millones de habitantes es la más afectada de India. Ha registrado 621 muertes a día de hoy y teme que la situación, ya de por sí crítica, empeore.

"El sistema está bajo una enorme presión, estalla", constata Deepak Baid, un médico de cuidados intensivos que se ha ofrecido voluntario para ayudar en la unidad de COVID de un hospital público.

Un video macabro, compartido en las redes sociales y en los medios de comunicación indios, ilustra la magnitud de la crisis a la que se enfrenta la ciudad, donde cohabitan multimillonarios, estrellas del críquet o de Bollywood y los habitantes de los barrios marginales.

Filmado con un teléfono móvil en uno de los principales hospitales públicos de Bombay, se ven los cadáveres de personas muertas de COVID-19, envueltos en bolsas de plástico negro, en medio de una sala donde se trata a otros pacientes con coronavirus. Las imágenes desataron indignación.

- Preocupado, cansado y sin cobrar -

Debido a la falta de espacio en la morgue del hospital y el miedo de las familias a recuperar los restos mortales de sus seres queridos (o la imposibilidad de hacerlo si ellas mismas están en cuarentena) la evacuación de los cadáveres de las víctimas del nuevo coronavirus es complicada, explican los médicos.

Pero tratar a los pacientes es aún más problemático.

Como el personal del gran hospital público Lokmanya Tilak --más conocido como Zion-- escasea, Ravi tuvo que cambiar él mismo el pañal de su madre moribunda.

"Nos daban los medicamentos y se iban", dice el joven de 26 años, que pidió ser identificado por un seudónimo y asegura que el personal del hospital está "desbordado y cansado", a veces con tres pacientes por cama.

Como él también ha contraído el virus está hospitalizado, pero antes fue rechazado por otros cuatro establecimientos. "No tenemos infraestructura para hacer frente a esta enfermedad", estima.

En marzo, el hospital Sion, situado cerca de la gran barriada de Dharavi, recibía uno o dos casos sospechosos al día. "Todo parecía bajo control. Pero entonces la situación cambió drásticamente", cuenta a la AFP Aditya Burje, un interno.

Al final de abril los ingresos se multiplicaron. "Había entre 50 y 100 pacientes al día. El 80% de ellos daban positivo y muchos necesitaban oxígeno", describe Aditya, que no ha cobrado el salario desde la entrada en vigor del confinamiento a finales de marzo en India.

Muchos de sus colegas fueron infectados. Él reconoce "tener miedo" de ir a trabajar: "Si me pasa algo, ¿quién me cuidará?"

- Carencias a la vista -

Los equipos de protección deficientes hacen que trabajadores sanitarios sean reacios a veces a realizar tareas tan sencillas como cambiar las sábanas utilizadas por un paciente con coronavirus, indica Nilima Vaidya-Bhamare, otra médica.

Bombay tiene 4.500 camas para la COVID e intenta ampliar la capacidad. Un hospital de campaña de 1.000 camas está previsto en un área comercial y se instalan unidades de cuidados intensivos en colegios.

Según Nilima Vaidya-Bhamare, la crisis del coronavirus deja a la luz los problemas de un sistema de salud público infrafinanciado, con un personal médico desbordado y escasez de productos básicos como el jabón.

El gobierno indio dedica menos del 2% del PIB al gasto sanitario, un nivel muy inferior al de otros países de la OCDE. En 2017, India contaba con 0,7 médicos por cada 1.000 habitantes, en comparación con 1,8 en China o 2,6 en Estados Unidos.

"Me gradué en 1994 y los hospitales públicos ya estaban completamente descuidados entonces", dice Vaidya-Bhamare. "¿Por qué se necesita una pandemia para que la gente espabile?"