El coronavirus infecta las urnas

Antonio Ruiz Valdivia
·Jefe de Política de 'El HuffPost'
·2 min de lectura
Mesa electora en el País Vasco (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Mesa electora en el País Vasco (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

La pandemia azota en todo el mundo. Y no tiene visos de dejarnos en paz próximamente. Afecta a todos los ámbitos de la vida, incluido el pilar de las democracias: el derecho a voto. ¿Se pueden parar unos comicios por el covid-19? ¿Es legal? ¿Por qué sí se hicieron en Estados Unidos y en Cataluña lo quieren retrasar muchos partidos?

Cataluña vive un embrollo político judicial tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de suspender el decreto de aplazamiento a mayo de los comicios firmado por la Generalitat y mantener provisionalmente las elecciones previstas para el 14-F (tomará una decisión final antes del 8 de febrero).

En España se vivió hace unos meses un hecho insólito: las elecciones de abril en País Vasco y Galicia se retrasaron a julio. ¿Y por qué frena eso ahora temporalmente la Justicia en Cataluña? Los casos son diferentes: en la fecha inicial de las gallegas y las vascas estaba vigente un estado de alarma con confinamiento domiciliario, todos los partidos apoyaron ese retraso y nadie lo llevó a los tribunales.

En el caso de las catalanas se dan otras circunstancias: el estado de alarma actual no incluye que los ciudadanos tengan que estar en casa, no hay acuerdo unánime (el PSC quería dejarlas en febrero o como mucho irse a marzo) y sí han llevado la decisión al TSJC varias entidades y particulares, por lo que esta vez la Justicia se tiene que pronunciar.

A diferencia del País Vasco y Galicia, en Cataluña no hay confinamiento domiciliario ahora, no hay consenso entre partidos y sí se ha impugnado el decreto

A la espera del fallo, se abren muchas dudas sobre si el motivo del coronavirus es suficiente para frenar así la democracia, si puede prevalecer el derecho a la salud frente al del voto, si se abre la puerta a que gobernantes con esa excusa alarguen mandatos o frenen las urnas, si las leyes deberían incluir criterios sanitarios para aplazar comicios o si nuestros sistemas debe actualizar...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.