¿Dónde están los demás pacientes?

Javier Peláez
·6 min de lectura
¿Dónde están los demás pacientes? Ataques cardiacos, derrames cerebrales... no es posible que estas patologías hayan descendido hasta la mitad | Imagen Reuters/Carlo Allegri
¿Dónde están los demás pacientes? Ataques cardiacos, derrames cerebrales... no es posible que estas patologías hayan descendido hasta la mitad | Imagen Reuters/Carlo Allegri

Los datos, fríos y directos, indican que nuestro país ha superado la triste cifra de 10.000 fallecimientos en la actual pandemia de coronavirus. Hay más de 110.000 contagios confirmados y 54.000 personas hospitalizadas. Los centros sanitarios se han convertido en uno de los focos de contagio más evidentes, y de hecho, los profesionales que diariamente se enfrentan a la epidemia están pagando muy cara su labor, superando ya los 10.000 contagios entre médicos, enfermeras y demás personal sanitario.

Con este panorama es lógico que mucha gente intente alejarse de las urgencias y espere a que todo pase para acercarse al hospital. Si exceptuamos los pacientes contagiados con coronavirus, las urgencias o ingresos por cualquier otra dolencia han descendido de manera significativa en todos lados.

¿Dónde está el resto de pacientes?, se preguntan muchos médicos.

No existe una única respuesta a esta cuestión sino una suma de elementos, algunos más obvios, otros más inquietantes y escurridizos. El confinamiento, el temor al contagio en un hospital o la concienciación social de que ahora las urgencias son más necesarias para pacientes de coronavirus son algunas de las causas por las que los médicos apenas registran un pequeño porcentaje de las patologías que atendían hace tan solo unos meses. Pero, ¿y los pacientes con enfermedades crónicas?, ¿los problemas cardíacos?, ¿hay menos infartos o derrames cerebrales?... ¿Dónde están?

Descenso de las asistencias en diferentes patologías en los hospitales de Reino Unido | Emergency Department Syndromic Surveillance System:England
Descenso de las asistencias en diferentes patologías en los hospitales de Reino Unido | Emergency Department Syndromic Surveillance System:England

En el Hospital Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canarias, el neurólogo Azuquahe Pérez nos muestra los registros de su sección: “Hay algunas cosas que podemos comprobar de forma casi inmediata, otras son una impresión y tendremos los datos más adelante, pero ahora mismo, el descenso de pacientes es muy claro. Un ejemplo sencillo: un porcentaje de ictus se tratan con trombectomía, es un tratamiento muy efectivo y consiste básicamente en quitar el trombo con un catéter. Llevamos un registro desde hace años de las trombectomías que realizamos y suelen ser muy uniformes. En marzo del año pasado realizamos 22 de ellas, en enero de este año 22 pacientes, en febrero 21… en este mes de marzo, solo hicimos 12. Puede haber algo de variabilidad, pero la diferencia aquí es muy significativa”.

“Hay muchos pacientes que se están quedando en casa y que deberían acudir a urgencias”

Tanto en el hospital de Las Palmas, como en muchos otros hospitales repartidos por toda España, los médicos de diferentes secciones se han dado cuenta de estas ausencias y, dentro de sus posibilidades y de los escasos recursos que quedan en la lucha contra el Covid19, intentan llamar por teléfono a los pacientes con más riesgo. “Lo que estamos haciendo, como el resto de sitios es hacer llamadas, pero claro esas llamadas solo las podemos hacer con pacientes que tenemos en un listado de consulta, las urgencias al final no las puedes controlar. No sabes a quien tienes que llamar y a quién no”.

“Este descenso de pacientes está ocurriendo en todos los hospitales y en todas las secciones”

“No es algo que nos pase solo a los neurólogos, también está ocurriendo con otras especialidades, sin ir más lejos a los cardiólogos. Acaban de publicar una revisión de las emergencias cardiacas en Reino Unido, y el código infarto había disminuido casi en un 50%. Es decir, no es solo una impresión, sino que estamos viendo que es algo real, está ocurriendo ahora y está ocurriendo en todo el mundo”.

Descenso de las urgencias en cardiología en la última semana | Emergency Department Syndromic Surveillance System:England
Descenso de las urgencias en cardiología en la última semana | Emergency Department Syndromic Surveillance System:England

“Es lógico que el miedo a contagiarte te empuje a aguantar un poco más en casa, sin acudir a un hospital, pero existen patologías graves que se resentirán si tardamos en tratarlas”, explica el doctor Azuquahe Pérez. “Si nos referimos a los ictus, en ocasiones, cuando los pacientes ven que los síntomas son sutiles, por ejemplo, no puedo mover un poco el brazo, pero todavía lo muevo, en algunos casos sí irá mejor, pero hay otro grupo de pacientes en que eso no va a mejorar, empeorará mucho y rápido. Es imposible que hayan desaparecido ese tipo de pacientes. Si nota alguno de esos síntomas de ictus, debería acudir rápidamente a urgencias”.

Existen muchas patologías leves o menos graves que es lógico que hayan descendido, la gente se queda en casa por miedo a acudir a urgencias, pero los médicos están preocupados por el notable descenso de pacientes que no pueden esperar. La detección temprana de muchos tipos de cáncer es vital para tratarlos a tiempo, las personas que sufren ataques cardíacos o derrames cerebrales no deben aguantar en casa y lo están haciendo”.

¿Qué consecuencias tendrá en un futuro no tratar a estos pacientes ahora?

Los expertos y médicos que han notado este brusco descenso en otras patologías prevén que asistiremos a una subida de la mortalidad por enfermedades que no se están tratando a tiempo, pero no saben cómo de importante será ese aumento. “Todo dependerá de cuánto tarde esta situación”, explica el neurólogo. “Si es poco tiempo, uno o dos meses, y volvemos a atender como lo hacíamos antes, se verá una diferencia pero probablemente no sea demasiado alarmante. Sí la veremos en patologías agudas como infarto de miocardio o el ictus porque eso sí que hay que tratarlo en ese momento, el tratamiento es crucial en esas horas”.

Incluso después de la pandemia, la curva de la sanidad de la que tanto se habla hoy en día, será difícil de aplanar porque se espera un aumento de consultas, de pacientes que ahora están en casa pero que, tarde o temprano, acudirán a su hospital… y quizá lo hagan en masa.

“Nuestras consultas, incluso antes del coronavirus, ya estaban al límite de su capacidad con demasiados pacientes. Ahora tenemos que tener en cuenta que durante estos meses se han ido, y se irán suspendiendo todas las consultas… Se están acumulando probablemente dos, tres meses de consultas de gente que no hemos atendido porque se han quedado en casa. Todas las listas de espera, en todos los hospitales, están aumentando rápidamente… y habrá que ver cómo sacamos todo eso adelante o las cirugías que no se están haciendo. Va a ser una situación compleja de llevar”.

Más historias que también te pueden interesar: